El primer Honoris Causa de la UAL es de Rioja y ya va camino del Premio Nobel

  • El acto académico, que fue presenciado por más de 300 personas, estuvo presidido por el Rector Pedro Molina

Comentarios 3

'En estos campos donde se asienta la Universidad jugaba de pequeño. Durante aquel entonces esto era un erial donde abundaban los alacranes y los lagartos ocelados, de gran tamaño y vivos colores, que yo miraba extasiado. Posiblemente fueron estas primeras excursiones las que despertaron mi interés por la Biología'. Estas son las palabras de Ginés Morata, un biólogo nacido en Rioja que, desde ayer, puede presumir de ser el primer almeriense de la historia investido como Doctor Honoris Causa por la Universidad de Almería. Un acto que se celebró en el Auditorio de la UAL y estuvo presidido por el rector, Pedro Molina.

Ante un público aproximado de 300 personas, Morata reconoció que 'el galardón representa una de las mayores distinciones académicas que he recibido durante su carrera profesional y que provenga de la universidad de mi tierra me llena de orgullo y satisfacción'. Durante más de media hora, el biólogo detalló algunos episodios claves de su carrera profesional. Uno de los factores más decisivos fue la estancia durante más de tres años en el Laboratorio de Biología Molecular del Medical Research Council en Cambridge, Inglaterra. Aquella plantilla estaba formada por 8 laureados con el Premio Nobel. 'De ellos aprendí a valorar el verdadero sentido del talento. Aquello marcó mis coordenadas científicas, mi concepción de la vida y mis aspiraciones profesionales. Era un chico que provenía de una familia muy humilde de Almería que tenía la posibilidad de codearse con los grandes de la ciencia mundial', dijo.

El biólogo almeriense contó al público su experiencia profesional y los estudios de genética de la mosca de la fruta realizados ,de forma conjunta, junto al británico Peter Lawrence. Un proyecto que podría proporcionar beneficios en nuevas investigaciones contra el Cáncer o para controlar el inevitable envejecimiento humano. También dedicó un amplio espacio de su discurso a defender el papel de los científicos y a reclamar una futura cultura científico técnica en el país. 'Los países que no la posean estarán condenados al subdesarrollo y a la dependencia de los más avanzados', subrayó.

Minutos antes de la conclusión de su discurso Morata reconoció el extraordinario cambio político, social y económico del país durante los últimos treinta años. 'Almería es hoy una provincia próspera, con un nivel de vida altísimo y un punto de atracción de numerosos empresarios de otros países', dijo. Para terminar dedicó el reconocimiento a su madre Mercedes, que falleció el pasado año, a su mujer Charo María , a sus hijos y hermanos por 'ser la base sólida sobre la que se asienta mi vida'.

más noticias de ALMERIA Ir a la sección Almeria »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios