El Hotel Puerto Aguadulce sufre un nuevo corte de luz y se queda sin proveedores

  • El suministro se ha cortado por impago Empleados hacen la compra para dar servicio a los usuarios

Comentarios 1

Los propietarios del Hotel Puerto Aguadulce, Kross Hotels, siguen provocando quebraderos de cabeza a los trabajadores con los que mantienen ya un largo conflicto que dura un año. Aunque hace un mes se anunció el cierre de este establecimiento, aún se mantiene abierto y se atiende a clientes y a los cuatro ancianos que quedan de la época en que las instalaciones se denominaban Hotel Puerto Salud y proporcionaban servicios sanitarios a los huéspedes que así lo solicitaban.

Ahora, la plantilla y residentes han vuelto a sufrir un nuevo corte de luz que se prolonga ya tres días. La compañía eléctrica decidió el lunes cortar el suministro de luz en las instalaciones debido al impago de facturas. Este corte de electricidad trae consigo otras consecuencias como que no se disponga de servicio de telefonía y tampoco de agua caliente. Así lo ha denunciado la plantilla que vive una odisea.

Este corte no es el primero, ya que el pasado 16 de octubre se produjo otro. En aquella ocasión el juez ordenó que se restableciese el servicio y se informó de que la instalación no puede cerrar mientras queden los cuatro residentes.

La deuda con la compañía eléctrica se hace extensiva con otros proveedores que ya han dejado de prestar servicio al hotel, según han informado los empleados. Según denuncian éstos, la falta de suministro por parte de los proveedores ha provocado que sean los propios empleados los que tengan que ir a hacer compra para dar servicio de comida a los clientes. "Tenemos que ir a comprar para la comida del día pues ya no nos abastecen", dicen.

Todas estas circunstancias, junto a otras ya vividas en meses anteriores, hacen que la incertidumbre reine en el ambiente y los trabajadores no sepan qué futuro les espera. Pese a ello, continúan acudiendo a su puesto de trabajo, aunque ya prácticamente no tienen nada que hacer. "Hemos recibido hasta ahora a algunos clientes de las reservas recibidas durante el verano, pero apenas ya viene nadie puesto que la empresa ha cerrado la central de reservas", han indicado.

Como se ve los problemas no terminan de resolverse entre la plantilla que queda en el Hotel Puerto Aguadulce y la empresa. Esta situación tiene sumergidos a los trabajadores en un mar de dudas. "No sabemos nada. La empresa dice, eso sí vía email, que está trabajando para resolverlos", indican. Sin embargo, ninguno de los trabajadores ve luz al final del túnel ni tampoco confían en las palabras de los directivos.

Cabe recordar que en noviembre del pasado año fue comenzaron los problemas una vez que el hotel pasó de manos de Citymar a Kross Hotels. La nueva dirección decidió cambiar entonces el taget de su clientela, anunciando que no prestaría servicios de asistencia sanitaria como hasta entonces. Ello provocó la marcha precipitada de 24 mayores. Cuatro decidieron quedarse -y siguen- y entre ellos comenzaron a entremezclar turistas de todo tipo.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios