El estado de Hotel Puerto Salud preocupa, "podría pasar cualquier cosa"

  • Los familiares proponen una demanda judicial y pagar la cuota directamente a los trabajadores

Están alarmados. Les inquieta la salud e integridad de sus padres y madres. Los familiares de los usuarios de Hotel Puerto Salud se han puesto manos a la obra para buscar soluciones de forma conjunta con los trabajadores, que llevan sin cobrar desde noviembre, cuando cambió la gestión de la empresa, y poner fin a la huelga indefinida.

Aunque los familiares de usuarios son conscientes de la situación desde el principio, las alarmas han saltado en los últimos días, primero con la puesta en marcha de la huelga indefinida el pasado 27 de marzo y, sobre todo, con el anuncio de este jueves por parte del sindicato CCOO, que abogaba por el fin de los servicios mínimos como medida de presión, alegando que al no tratarse de un geriátrico (la empresa ejerce como hotel), los trabajadores no tenían por qué cumplir con lo anteriormente estipulado, es decir, con el 50% de los servicios.

Así, tras una reunión del Sercla decidían desconvocarla huelga y convocar otra, esta vez indefinida y total. Tras un intenso día de crispación y desconcierto, finalmente la directora de las instalaciones, asegura a Diario de Almería que "los sindicatos me han llamado. Han cambiado de idea y sí habrá servicios mínimos".

La empresa que supuestamente ostenta la gestión del centro, Kross Hotel, "no da la cara. Se están quedando con el dinero ingresamos, entre 1.200 y 1.800 euros, y no le pagan a los trabajadores. Son unos sirvengüenzas", arguye Juanjo Moreno, hijo de una usuaria.

Preocupado por la situación que vive el centro, asegura que "han bajado muchos servicios como el de la comida, pero lo peor es que estamos hablando de gente mayor y si no hay el personal necesario puede pasar cualquier cosa, una desgracia en cualquier momento".

Ayer por la tarde seis familiares de usuarios del centro mantuvieron una reunión con dos trabajadoras de la plantilla y la directora, Ana Martínez, para plantear posibles acciones. Una de las que más peso tiene, de momento, consiste en "interponer una demanda judicial contra la empresa, que los trabajadores vuelvan a sus puestos y que, bien a través de una cuenta de la Administración judicial, o de otra solo para ese fin, ingresemos el dinero para que lo cobren directamente", explica Adolfo, el hijo de otro usuario.

Hoy mismo volverán a reunirse, esta vez con una mayor presencia de familiares y empleados, para perfilar los pasos que se van a dar. Como viene siendo habitual, la empresa Kross Hotel ha vuelto a anunciar que enviará a un representante a la convocatoria, "pero nunca ha dado la cara" y no se espera mucho más de ellos en esta ocasión.

Actualmente hay unos 40 usuarios alojados en las instalaciones. Una de ellas, Carmen, explica que "estamos 10 o 12 que no dependemos de las auxiliares, pero hay gente que no puede moverse". Aunque asegura que a ella no le falta "de nada", es consciente de las dificultades por las que pasan las empleadas que prestan servicios mínimos, que "hacen horas extra sin cobrar para poder atender a todo el mundo".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios