IU pide que los afectados por los derribos de casas reciban compensación

  • La formación apuesta por un urbanismo "menos agresivo" para evitar estos casos

El área provincial de Medio Ambiente en Izquierda Unida de la provincia de Almería ha mostrado su preocupación por la situación que se está generando en el Alto Almanzora, con las últimas noticias aparecidas sobre la demolición de viviendas pertinentes a ciudadanos europeos.

Tal y como recuerda el coordinador del área, Enrique Ruiz, "Izquierda Unida siempre ha denunciado el urbanismo salvaje que se ha venido desarrollando en la provincia de Almería, poco respetuoso con el medio ambiente, alejado de los criterios de ciudad compacta y ciudades habitables y sostenibles. La provincia de Almería puede ser el paradigma del urbanismo especulativo y depredador desarrollado en los últimos años. Consideramos que es inadmisible que los responsables de la gestión política no asuman responsabilidades políticas por las atrocidades y barbaridades urbanísticas permitidas".

Izquierda Unida considera que los propietarios que han adquirido una vivienda de buena fe y con las respectivas licencias y están bajo la amenaza de orden de demolición, deben recibir algún tipo de compensación económica por los responsables políticos y operadores económicos que autorizaron y permitieron ese tipo de gestión urbana, poco transparente y socialmente y ambientalmente insostenible. "Consideramos que es necesario investigar los graves problemas urbanísticos y ambientales, elaborar un informe de las causas y sus posibles soluciones, así como las respetivas recomendaciones para un futuro", asegura.

Desde IU se cree que se puede dar otro tipo de desarrollo urbano sostenible socialmente y ambientalmente, que genere ciudades habitables, que faciliten el acceso a una vivienda digna y sean respetuosas con la ordenación del territorio y el paisaje

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios