"Importa más un permiso que una persona sin posibilidades"

  • Las jornadas de integración y derechos sociales reunieron a más de medio centenar de personas que reivindicaron la inclusión del colectivo en la sociedad

Comentarios 1

"Debemos luchar por el derecho a tener derechos". Esta fue una de las frases más significativas de las numerosas que se escucharon ayer, a las 20:00 horas, durante las jornadas por la integración y los derechos sociales de las personas migrantes, celebrado en el Muelle de Levante.

Españoles, marroquíes, Saharauis, todos estuvieron presentes para reivindicar los derechos de un colectivo que colma el 8% de la población del país. El acto estuvo presidido por tres ponentes. Juan Millares, presidente de Almería Acoge; Halid Raud, portavoz del colectivo Voces para integrar y compartir y Spitou Mendi (SOCSAT).

Cada uno de ellos puso encima de la mesa los suficientes argumentos como para informar a los presentes sobre la gravedad del problema. "Es un fenómeno que no es nuevo, el proceso migratorio ha existido siempre y ha provocado el intercambio y el posterior crecimiento entre las culturas. Somos vistos como un peligro. Nos excluyen. Creo que estamos ante un problema muy grave porque está en juego la credibilidad de la globalización de los Derechos Humanos", admitió Raud, como preámbulo a lo que sería una denuncia transparente de la situación que viven los extranjeros en nuestro país.

Raud subrayó que están aquí con la intención de desarrollar unos principios. "No somos los enemigos de nadie. El racismo fomenta racismo social y promueve la marginación, lo que conlleva a la explotación laboral, entre otros". El portavoz de Voces para Integrar denunció las medidas tomadas en la última modificación de la Ley de Inmigración del 22 de diciembre de 2007. "No concibo cómo se nos puede negar el derecho a la reunión y asociación o la asistencia jurídica gratuita en un país que sigue los principios de La Constitución. Tenemos deberes, pero no puede haber deberes sin derechos. Los medios de comunicación sois los únicos que podéis cambiar esta realidad", exclamó.

Spitou Mendi hizo hincapié en la necesidad de facilitar a los inmigrantes "un salario digno, una vivienda digna y la reagrupación posterior de sus familiares". Mendi denunció también las condiciones en las que viven los inmigrantes en Almería. "He visto cómo viven entre los invernaderos y montan sus casas en descampados porque no les dan una vivienda", dijo.

Para finalizar, Millares criticó la labor del gobierno. "Estamos ante un problema muy serio porque se prima el poder del Estado antes que las posibilidades o la situación del individuo. Hay cosas que ponen en las leyes y que luego nunca se cumplen. Creo que hay un problema político-social muy grave en este país".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios