Investigadores confían en la comercialización de su patente de mármol teñido

  • Tres miembros de la UAL fueron los precursores del proyecto en el que se aplica la nanotecnología

Piedra natural tintada con nanopartículas de oro y aleaciones de oroplata. Es la aplicación realizada por el grupo de Física de Fluidos Complejos de la Universidad de Almería, liderado por el profesor Antonio Fernández Barbero. Los investigadores confían en que no esté muy lejos el momento en el que se comercialice la patente.

En esta también participa el Centro Tecnológico Andaluz de la Piedra (CTAP). La idea parte del profesor Barbero que detalló que el invento permite obtener un material más económico que aquellas piedras que de forma natural tienen un color determinado.

En este caso se agrega el color de forma artificial pero el material sobre el que se trabaja es más barato. Los investigadores emplean las llamadas nanopartículas metálicas con formas cilíndricas y esféricas, que absorben la luz. Mediante la aplicación de una nanocapa de muy pequeñas dimensiones se consigue que una piedra que se haya tratado mediante esta técnica y que se haya colocado en una fachada pueda cambiar de color de la mañana a la tarde según va cayendo el sol.

Barbero apuntó que se trata de un tratamiento que no se percibe a simple vista y que respeta las vetas naturales de la piedra. La nanotecnología es el estudio, diseño, creación, síntesis, manipulación y aplicación de materiales, aparatos y sistemas funcionales a través del control de la materia a nano escala.

Esto podría llegar a ser según los expertos, la revolución del siglo XXI, como lo fue en el siglo XX la energía atómica. Tiene multitud de aplicaciones en medicina y telecomunicaciones. Por ejemplo con nanomáquinas y nanoprocesadores es posible realizar una resonancia en un paciente sin necesidad de tener que abrirlo.

La nanotecnología permite por tanto, construir estructuras más grandes y complejas y está permitiendo revolucionar la tecnología al posibilitar la creación de nuevos materiales con propiedades mucho mejores que los tradicionales, además de incrementar de modo extraordinario la capacidad de almacenamiento de información en soportes electrónicos.

Por todo esto, la nanotecnología está llamada a ser la protagonista del siglo XXI, y sus aplicaciones llegan a la arquitectura, el medio ambiente o el deporte.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios