Investigan el secuestro y los abusos cometidos a una niña de cinco años

  • Fue encontrada junto a unos contenedores, con los pies atados y semidesnuda · Su familia había denunciado su desaparición doce horas antes · Reside en Vícar y apareció en Huércal de Almería

Comentarios 0

Agentes pertenecientes al Equipo Mujer Menor de la Guardia Civil de Almería, investigan las circunstancias en las que se produjo la desaparición durante doce horas de una menor de cinco años que reside en la Puebla de Vícar y que fue encontrada por una vecina de Huércal de Almería junto a unos contenedores de un polígono industrial. La niña tenía los pies atados y estaba semi desnuda. Un policía local se hizo cargo de ella y la trasladó hasta las dependencias de la Comandancia de Almería donde reconoció que dos hombres extranjeros la habían sometido a tocamientos antes de abandonarla.

Los hechos comienzan a las 19:00 horas del pasado sábado cuando los familiares de la menor denuncian su desaparición de su domicilio en la Puebla de Vícar. A las 7:00 horas del domingo, una vecina de Huércal de Almería llamó a la Policía Local: había visto a una niña junto a unos contenedores en el Polígono industrial de San Rafael.

Cuando una patrulla se acercó al lugar, se encontraron con la menor, sin parte de su ropa y víctima de un fuerte estado de nervios, por lo que ante la posibilidad de que hubiera sido cometida contra ella algún tipo de agresión, se optó por trasladarla a la Comandancia de la Guardia Civil de Almería.

Allí, la niña en un principio no dijo ni una sola palabra hasta que fue conducida a la presencia de un agente femenino con la que comenzó a relatar parte de lo sucedido.

Según ha podido conocer Almería Actualidad de fuentes cercanas a los hechos, la niña de ascendencia magrebí aseguró que había sido secuestrada por dos hombres de procedencia subsahariana que la habían quitado parte de la ropa y que la habían sometido a diversos tocamientos en partes íntimas de su cuerpo. Acto seguido le ataron los pies y la dejaron abandonada junto a los contenedores donde fue encontrada, al parecer ante el temor de poder ser descubiertos.

De inmediato fue conducida al hospital de Poniente de la localidad de El Ejido donde le practicaron un reconocimiento exhaustivo. Fuentes cercanas a los hechos confirmaron que dichas pruebas determinaron la ausencia de agresión sexual y de cualquier signo de violencia física, por lo que la investigación se centra en determinar las circunstancias en las que se produjeron los abusos sexuales que la niña confesó a los agentes de la Guardia Civil.

Estos han comenzado una investigación de cara a encontrar a los dos hombres señalados por la niña como presuntos autores de los hechos. No obstante, las primeras pesquisas apuntan hacia el entorno cercano a los residentes del domicilio familiar ya que se sospecha que la niña conocía, si quiera de vista a sus captores.

Asimismo, se desconoce la forma en la que trasladaron a la niña desde las inmediaciones de su domicilio en la Puebla de Vícar, hasta Huércal de Almería, distante casi treinta kilómetros, por lo que se trata de encontrar el vehículo utilizado por los presuntos autores de los hechos.

Tampoco está clara la manera en la que se produjo la denuncia ante las dependencias de la Guardia Civil de la localidad de Vícar, ya que esta fue interpuesta al menos cinco horas después de que los padres señalaran como el momento en el que perdieron de vista a su hija. Fuentes de la Subdelegación del Gobierno confirmaron que si bien su desaparición se establece en torno a las 19:00 del sábado, no fue hasta las 0:40 horas de esa madrugada cuando consta la denuncia ante los agentes de la Benemérita.

más noticias de ALMERIA Ir a la sección Almeria »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios