Jornadas con 200 directores de instituto de toda la región

  • El consejero de Educación inauguró ayer el encuentro que se celebra en Vícar Intercambian experiencias didácticas y cómo afrontar la LOMCE

El consejero de Educación, Cultura y Deporte, Luciano Alonso, ha reiterado su compromiso de llevar a cabo un proceso de participación y diálogo para elaborar el decreto que regulará las enseñanzas de Secundaria y Bachillerato y que mantenga un modelo educativo inclusivo, de calidad y que busca el éxito de todo el alumnado. Así lo manifestaba ayer en la apertura de las jornadas organizadas por la Asociación de Directores de Institutos de Andalucía (Adian) y que se celebran durante dos días en Vícar.

Bajo el título 'La dirección de los centros educativos andaluces en el nuevo marco de la Lomce', el encuentro, que este año alcanza su decimoquinta edición, reúne a más de 200 directores y directoras de toda Andalucía. Las jornadas, que se desarrollan entre ayer y hoy, forman parte del encuentro anual que los directores convocan para abordar cuestiones de interés, intercambiar experiencias y debatir propuestas para la mejora de la función directiva.

Durante su intervención, el consejero ha avanzado que se ha puesto en marcha un proceso de adaptación de estas enseñanzas a la LOMCE similar al que se ha desarrollado con la Educación Primaria. Así, se desarrollarán las instrucciones, procedimientos o medidas que sean necesarias para proteger el derecho de los andaluces a una educación de calidad al alcance de todos y para garantizar que el próximo inicio de curso se desarrolle bajo la mayor normalidad posible.

Alonso ha explicado que la Consejería tiene que hacer frente a muchos de los problemas que genera la "inferioridad técnica" de la normativa elaborada por el Ministerio, Así, ha expresado que "sin ser responsabilidad nuestra, tenemos una serie de cuestiones e incertidumbres que debería estar solventando el Ministerio".

En ese sentido, se ha referido a cómo el Ministerio va a afrontar las recomendaciones de Europa en la Agenda 2020 sobre formación en competencias básicas y formación integral cuando el currículo se centra exclusivamente en contenidos y en su evaluación; o los problemas que va a suponer para los centros tener que desglosar y concretar su programación curricular de la ESO y Bachillerato que aparecen en un mismo decreto, sin tener en cuenta que son dos etapas educativas que tienen finalidades, objetivos y metodologías diferenciadas.

Otro de los problemas a los que se ha referido el consejero Alonso es evitar el fracaso de miles de estudiantes que al sustituir los Programas de Diversificación Curricular por los Programas de Enseñanza para la Mejora y el Refuerzo Educativo carecerán de apoyo específico en el último curso de Secundaria, a cuyo término estará la reválida.

El consejero ha señalado que también hay que buscar una solución al impedimento de la Ley de que accedan a estos programas a quienes tengan malos resultados imputables a falta de esfuerzo y estudio, cuando esto puede ser consecuencia de otros problemas sociales, familiares o personales que deben atenderse.

Todas estas cuestiones serán debatidas en Vícar durante dos intensas jornadas de las que saldrán propuestas concretas.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios