La Junta avanza en la reparación de los daños de la riada en Canjáyar

  • Las intensas lluvias caídas en Navidad afectaron a la carretera A-348

La Junta de Andalucía lleva muy avanzada la reparación de los daños causados en la carretera de Canjáyar (A-348) por las intensas lluvias caídas en Navidad. Los servicios de conservación de la zona sur tomaron de inmediato las medidas oportunas habilitando un paso alternativo por el antiguo puente de los Calvos, mientras recalzaban el nuevo.

La delegada provincial de Obras Públicas y Transportes, Alejandra María Rueda Cruz, visitó las zonas afectadas durante las primeras 48 horas, acompañando al director general de Infraestructuras Viarias de la Consejería, Pedro Rodríguez Armenteros. Posteriormente ha vuelto en varias ocasiones, para conocer in situ el progreso de los trabajos.

La crecida extraordinaria del río Andarax socavó el estribo del puente y las defensas antiguas de la carretera, descarnando la calzada en 3 puntos, del puente hacia el carril de vehículos lentos. También hubo deslizamiento de ladera en la zona del cementerio, que se estabiliza con gunita proyectada y muro de mampostería en 90 m. por 2,5 de altura.

Los estribos del puente quedan asegurados con micropilotes. El primero lleva 43 verticales de 15 metros y 13 inclinados (de 12) cosidos a la zapata con cemento inyectado. Aguas arriba se acompaña con 35 m. de muro de escollera (700 metros cúbicos) trabada con hormigón. El segundo estribo se protege con una pantalla de 40 micropilotes verticales.

Hubo que desviar la corriente con tierra, para facilitar el trabajo de las máquinas al pie de la carretera. El trasdós del muro va relleno con todouno de cantera, hasta el nivel del firme a reconstruir. Unos 150 metros antes se sitúa otra escollera de 1.800 m3, con 60 metros de longitud, y 1,4 kilómetros más arriba va la tercera (900 metros cúbicos) a lo largo de 45 metros.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios