La Junta destina 21 millones a impulsar el control biológico

  • Subvencionará el 50% de la inversión de los proyectos que usen mecanismos de producción integrada para la campaña 2008-2009 · El objetivo, potenciar la calidad y la sanidad

Comentarios 0

El giro que ha experimentado el campo almeriense hacia una producción más ecológica basada en los mecanismos de producción integrada y control biológico continúa avanzando con paso firme. La decidida apuesta que ha realizado el sector, a raíz de la crisis de residuos, ha recibido el espaldarazo por parte de la Junta de Andalucía con la puesta en marcha de un plan de ayudas para facilitar el control de plagas, con un presupuesto de 21 millones de euros, a los que se suman otros 1,6 millones para tratamientos contra la mosca del olivo y 1,2 millones para luchar contra la mosca mediterránea, destinadas a las Agrupaciones de Producción Integrada, las de Tratamientos Integrados en Agricultura y Agrupaciones de Producción Ecológica.

Así lo anunció ayer el consejero de Agricultura y Pesca, Martín Soler, que recordó que ha cumplido de esta forma el compromiso adquirido con el campo almeriense, tras la última reunión mantenida con Hortyfruta, para potenciar métodos de producción agrícola respetuosos con el medio ambiente, con la vista puesta en mejorar la calidad y garantizar la higiene y la sanidad alimentaria.

"El principal problema que daña la calidad y la productividad de la agricultura almeriense son los insectos vectores que transmiten los virus en los invernaderos", explicó Soler, por lo que la Consejería de Agricultura ha puesto en marcha las medidas fitosanitarias obligatorias incluidas en los programas nacionales de control de plagas de estos insectos, así como de mosca del olivo y mosca mediterránea, que contempla ayudas para su ejecución durante el periodo 2007-2011 para apoyar la sanidad vegetal.

Con esta política, la Junta pretende consolidar las 11.500 hectáreas que ya cuentan con mecanismos de producción integrada y lucha biológica bajo plástico en la provincia, en la campaña 2007-2008. Una cifra que se ha disparado desde las 538 hectáreas que Almería poseía en la campaña anterior, fruto de una mayor concienciación de los agricultores por una horticultura menos dependiente de los plaguicidas.

Estas cifras se enmarcan dentro del Compromiso Verde que la Junta ha puesto en marcha para sensibilizar a los productores acerca de las buenas prácticas que deben cumplirse en beneficio de la competitividad y la rentabilidad del sector bajo el paraguas de la producción integrada, una práctica en la que Andalucía es pionera, cuyos inicios se remontan a 1995, tanto en el contexto productivo como en el normativo y que roza las 300.000 hectáreas a nivel regional, con cerca de 300 operadores.

Las ayudas de 21 millones de euros que anunció ayer Martín Soler se suman a las que la Junta puso en marcha en campañas anteriores; en concreto, en 2006-2007, Almería recibió 29 solicitudes para sus 538 hectáreas, para las que obtuvo 1,1 millones de euros en subvenciones; y al año siguiente, 69 solicitudes, con unos incentivos económicos de 16,1 millones, lo que supone que en la campaña actual se ha registrado un incremento del 27% respecto al presupuesto de 16,5 millones destinado en la campaña 2007-2008.

El consejero de Agricultura anunció la realización de un informe para estudiar la situación económica real de los agricultores para determinar si es o no necesaria una rebaja fiscal y ofrecer así una solución definitiva a la demanda de los sindicatos agrarios a este respecto.

más noticias de ALMERIA Ir a la sección Almeria »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios