Obras Públicas

La Junta elimina los puntos negros entre Cuevas y Terreros

  • Una de ellas está ya en ejecución entre las intersecciones de la Muleria y los Lobos (puntos kilométricos 14,5 a 15,8) con 160.163 euros de presupuesto y 7 meses de plazo

La Junta de Andalucía está eliminando tramos de concentración de accidentes en la carretera de Cuevas a Terreros (A-332) con una inversión superior a 355.000 euros. La Dirección General de Carreteras ha proyectado y adjudicado 3 actuaciones de seguridad vial en esa zona, que registra una intensidad  media de 6.000 vehículos diarios.

Una de ellas está ya en ejecución entre las intersecciones de la Muleria y los Lobos (puntos kilométricos 14,5 a 15,8) con 160.163 euros de presupuesto y 7 meses de plazo. Las obras a realizar por la empresa Nila incluyen una vía de servicio en el lado sur, con 400 metros de longitud y doble sentido, para canalizar numerosos accesos (fincas agrícolas, club nocturno, cámping) hacia una intersección de giro con carril central de espera. De los siete accidentes registrados en dos años (con 5 heridos graves y 9 leves) buena parte se produjo al parar en el centro de la calzada para girar a la izquierda.

Cruce de los Lobos

A continuación del anterior (p.k. 15,5 al 16,5) el doble cruce de los Lobos ha tenido en cinco años ocho accidentes, con 2 fallecidos, 3 heridos graves y 3 leves. La mayoría es por colisión frontal o lateral, en la intersección hacia Pulpí (A-1201) o en la de acceso a la barriada, donde también hubo un atropello mortal. Entre ambas, en apenas 200 metros, hay un acceso a restaurante y estación de servicio, que complica la situación; el estudio aconseja cerrarlo y señalizar su acceso por la carretera de Pulpí.

A largo plazo habría que sustituir la intersección por un enlace de mayor capacidad, aunque de momento se propone reforzar la señalización con preavisos de peligro. La falta de respeto al límite de velocidad (70 km/h) y a la prioridad de paso es la causa principal de accidentes en este cruce. Se recomienda un límite de 80 km/h en la curva del p.k. 15,8 (donde hubo una muerte por despiste) y colocar en su lado exterior paneles direccionales (flechas cebreadas)

El proyecto redactado por Prointec incluye captafaros en isletas, balizas cilíndricas, hitos de arista y renovación de señales, con 900 milímetros las redondas u octogonales y 1350 de lado las triangulares. Finalmente se renueva la barrera metálica de doble onda, con los extremos anclados a tierra, cambiando los perfiles de sustentación por soportes de tubo rectangular (120 x 80 mm) cada 4 metros. El plazo de ejecución es de 11 meses y el contrato con Andaluza de Señalizaciones asciende a 49.214 euros, con dos años de mantenimiento en garantía.

Intersección hacia Pulpí (con el restaurante) vista desde el acceso a los Lobos

Paso de la Portilla

Al salir de Cuevas, cruzando el río Almanzora, la carretera pasa junto al barrio de la Portilla (p.k. 6,2 al 7,2) con una recta de 650 metros, precedida de una curva con radio de 180 metros y peralte de 5%, y terminando en otra con 380 de radio y 7% de peralte. La peligrosidad del tramo radica en la primera curva (en descenso hacia Cuevas), un cambio de rasante en la recta (con pendientes del 7% en ambos sentidos) y varios accesos (sobre todo el de Alhanchete) que entrelazan las reliquias de un trazado sinuoso, anterior al acondicionamiento de los años noventa:

Es el caso de la vieja curva junto al cerro, acondicionada como área de descanso. Al otro lado está la intersección de Alhanchete y frente a ésta empieza una vía de servicio paralela de 350 metros, que canaliza la circulación urbana de la Portilla. La vía termina en el p.k. 7 con una intersección regulada por isletas complejas, donde la calzada principal tiene carriles de aceleración/deceleración y centrales de espera para giro e incorporación.

Cruce de Alhanchete y curva en descenso al puente de Cuevas

De los 8 accidentes registrados en 5 años, la mitad ocurrió en la primera curva: Un atropello (con herido grave) y 3 despistes, a pesar de los paneles direccionales (flechas en cebra) y las bandas sonoras transversales. Dos fueron por colisión en el cruce de la Portilla y 2 en torno al de Alhanchete, donde se produjo la única muerte por alcance de camión a biciclo. En total hubo 8 heridos leves, 2 percances fueron de día, 5 de noche y 6 circulando hacia Cuevas.

Salida del área de descanso, hacia el cruce de Alhanchete, y cambio de rasante

Con los mismos plazos que la anterior, esta obra se ha contratado con Nila por 146.128 euros. En la curva inicial se mejora el peralte, rellenando su berma exterior con zahorra y material granular. Esto conlleva un recrecimiento de las barreras de seguridad, acorde con la elevación del firme, sustituyendo las deterioradas y reponiendo los hitos de arista desaparecidos. Se coloca una señal de curva peligrosa en su inicio, sentido a Cuevas.

En el mismo sentido de marcha se preavisa la intersección con la carretera de Alhanchete y al salir de ésta se indica la dirección obligatoria con una señal vertical, pues pese a la línea continua, las marcas en el pavimento delatan cruces de calzada y giros a la izquierda, sólo a 150 metros del cambio de rasante. Lo mismo se hace con el acceso a la vía de servicio y, por último, en el cambio de rasante se anuncia el cruce de la Portilla (situado sólo 200 metros después) delimitando sus isletas con captafaros.

Acceso regulado a la Portilla, con cambio de rasante

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios