La Junta finalizará este año dos centros de psicodeficientes

  • Serán 40 plazas que completarán el mapa de recursos para los discapacitados

El delegado provincial para la Igualdad y Bienestar Social, Luis López, ha visitado las obras del nuevo centro residencial para personas con discapacidad intelectual con graves y permanentes trastornos de la conducta que la Junta está construyendo en el paraje Los Pinos de Huércal.

El centro residencial, con capacidad para 25 plazas, junto con otro que se está terminando en Vélez Rubio, completará el mapa de recursos provinciales para personas con discapacidad intelectual. Según las previsiones de la Administración Autonómica, a finales de año la provincia contará con estos dos centros para psicodeficientes.

Almería dispone en la actualidad de plazas de Centro Ocupacional, Unidad de Día, Residencia de Adultos, Residencia de Gravemente Afectados y Vivienda Tutelada, suficientes para atender la demanda provincial. Desde la Junta señalan que sólo hay carencia de plazas para personas con graves y permanentes trastornos de conducta añadidos a su discapacidad intelectual.

No obstante, con estas 40 plazas que entran en funcionamiento este año, Almería contará con oferta de este tipo suficiente para atender la demanda, incluida, por otra parte, en las prestaciones obligatorias de la nueva Ley de Dependencia.

Para estas actuaciones, la Junta de Andalucía invertirá un total de 3.200.000 euros, de los que 2 millones son para la construcción y equipamiento del centro de Huércal de Almería y 1.200.000 euros para el de Vélez Rubio.

El delegado para la Igualdad y Bienestar Social ha manifestado durante su visita a las obras del centro de Huércal, su "satisfacción por el diseño avanzado del proyecto, novedoso en su concepción modular y en el sistema de funcionamiento que conllevará y en el considerable adelanto en el ritmo de construcción, que va a permitir disponer del Centro 6 meses antes de concluir el plazo previsto". La nueva residencia atenderá a personas que padecen alteraciones de conducta y que pueden alterar a los demás. Por ello el centro contará con un sistema modular de separación de los pacientes.

El edificio constará de cuatro módulos con cinco plazas cada uno de ellos. Un centro de estas características también deberá estar atendido por personal especializado que asistirán de forma individualizada a todas y cada unas de las personas que permanezcan en el nuevo emplazamiento.

La ratio será, por tanto, de un cuidador por paciente, aunque, según señaló la delegación de Bienestar Social, cabe la posibilidad de elevarla ya que se trata de un centro con cuatro centros y, con ello, aumenta la calidad en la atención.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios