La Junta garantiza la construcción de un bulevar en la carretera N-324

  • El alcalde ha solicitado también la demolición de la casa de peones camineros

La carretera N-324 se convertirá en un gran bulevar y contará con la mejora del tránsito de vehículos con pasos elevados, árboles y una buena señalización. Así lo ha asegurado la delegada de Obras Públicas, Alejandra Rueda, en una reunión mantenida con el alcalde de Gádor, Eugenio Gonzálvez.

La delegada se ha mostrado receptiva a esta propuesta que afectaría a un kilómetro y medio aproximadamente, y que costaría a las arcas autonómicas unos 600.000 euros, en tanto que el consistorio debería aportar a la Delegación de la Consejería una memoria valorada de la obra y el resto del coste de la misma.

Otro de los temas que Gonzálvez ha solicitado a la delegada ha sido la demolición de la casa de peones camineros de la localidad. La delegada ha informado al regidor que la casa ya ha sido desalojada y las llaves han sido entregadas a la Diputación Provincial, a quien deberán solicitar esta petición. Gonzálvez también ha querido reclamarle a la Junta la construcción "de un puente o infraestructura similar" sobre la rambla Ciscarejo para que los vecinos de Jacalgarín que la utilizan no sufran aislamiento y se evite el consiguiente peligro que lleva a cruzar la rambla en días inestables.

El encuentro con la delegada de Obras Públicas ha permitido al alcalde gadorense trasladar sus necesidades y ha permitido a la delegada provincial recorrer junto con Gonzálvez y parte de la corporación todos y cada uno de los lugares sobre los que se reclaman mejoras, con el fin de que tenga una visión real de los problemas que el alcalde pretende solucionar con la colaboración de la Junta de Andalucía.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios