La Junta llevará agua con "calidad" a seis municipios de la provincia

  • Medio Ambiente pone en marcha las obras de abastecimiento que garantizan el suministro a más de 8.000 habitantes · Las actuaciones y los nuevos equipos costarán 2,3 millones de euros

Más de 8.000 habitantes de la provincia tendrán garantizado el suministro de agua en sus hogares tras la puesta en marcha de las actuaciones que aprobó el Consejo de Gobierno de la Junta el pasado 3 de junio. La iniciativa beneficiará a los vecinos de Alhama de Almería, Castro de Filabres, Alboloduy, Alcóntar, Las Tres Villas y Tabernas, municipios que en este momento no cuentan con la calidad y cantidad de agua con la que deberían disponer.

El delegado provincial de Medio Ambiente de la Junta, Clemente García, ha resaltado al respecto "la celeridad con que la Administración Autonómica ha sacado adelante estas obras, que van a garantizar el agua en seis localidades almerienses, que tanto lo necesitan". La instalación de los distintos equipos supondrá una inversión de 2,3 millones de euros.

El proyecto sobre el que va a recaer la mayor cuantía se desarrolla en el municipio de Alhama, donde la Junta ha destinado cerca de 800.000 euros a la construcción de un depósito de agua. Según García los actuales son "insuficientes". Asimismo, se llevará a cabo la realización de un sondeo, ya que el que existe ahora mismo está agotado y es preciso sustituirlo. Algo similar ocurre en Alboloduy, donde la administración va a construir una estación de tratamiento de agua potable, así como un depósito para el tratamiento y abastecimiento de agua.

Esta actuación supone una inversión cercana a los 500.000 euros. El delegado ha añadido que otra obra "fundamental" es el sondeo, la conducción y el depósito que se van a construir en Las Tres Villas, en concreto en Doña María y Ocaña. Esta actuación supone algo más de 350.000 euros "y va a llevar literalmente agua a estas localidades, que ahora mismo tienen serias dificultades para su abastecimiento".

En el caso de Alcóntar, la actuación se centra en la barriada de Hijate y consiste en una obra de equipamiento electromecánico del sondeo que ya existe y las conducciones necesarias para su conexión con la red de abastecimiento de agua, con una inversión de 283.000 euros. En Tabernas las obras suponen un coste de 224.000 euros y van a "devolver" agua a la localidad, cuyo sondeo se ha secado. Para solucionar esto se hará un nuevo sondeo, con su debido equipamiento electromecánico y su correspondiente conexión a la red.

En Castro de Filabres la intervención se traduce en la creación de un equipo de filtración para el abastecimiento de este municipio, por más de 75.000 euros.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios