La Junta protege de expolios la arqueología marítima

  • Obligará a presentar un informe para intervenciones en el litoral. Los arqueólogos del Gobierno regional afirman que no afectará a las escuelas de submarinismo

Comentarios 0

La provincia de Almería contará con un total de once espacios costeros considerados como reservas arqueológicas, y que permitirán en el futuro el estudio de los restos que han llegado al litoral de Almería a lo largo de su historia.

Así, se han limitado las zonas en las que se prevé la futura gestión del patrimonio pero, sobre todo, proteger jurídicamente zonas que no tiene protección, ubicado en aguas andaluzas con la posibilidad de establecer pautas para evitar que futuras actuaciones marinas puedan hacerlas peligrar, y con ello, posibles expolios. Además, no se descartan futuras excavaciones de pecios hundidos y la puesta en valor de elementos del arte de la pesca o perteneciente a los barcos que durante siglos han llegado a los puertos de la provincia y que en ocasiones, quedaron hundidos.

La presencia de estos espacios marinos no está comprobado en la mayoría de los casos, sino que se han delimitado a través de fuentes e indicios vinculados a documentación histórica, según explica la arqueóloga de la Junta de Andalucía, Mari Ángeles Sáez.

El objetivo último es el de ofrecer protección jurídica a las zonas, aunque desde la Junta de Andalucía se reconoce que hasta el momento las grandes empresas que han actuado en las zonas costeras, "cuentan con su propio gabinete de arqueólogos".

Este es el caso de la empresa Medgaz a la hora de intervenir para la construcción del gasoducto que conectará mediante el mar Argelia a Europa a través del litoral almeriense, que han necesitado de prospecciones subacuáticas para las conducciones marítimas que ya se están instalando, y que han conllevado la presentación de informes sobre el subsuelo marino a la Delegación de Cultura. Además, los trabajos que se realicen contarán con un seguimiento arqueológico, propio de grandes empresas, "pero que se debe extender como una normativa generalizada". No obstante, según resaltan no se verán afectadas por la nueva normativa ninguna de las escuelas de submarinismo que trabajan en la provincia, debido a que su función es "más contemplativa y no atentan contra los intereses culturales que puedan tener el espacio marítimo".

La situación de la arqueología subacuática en Andalucía, necesitaba llevar a cabo una importante labor de investigación preventiva, como segunda medida después de que la provincia de Almería se beneficiara en 1985 del Plan Nacional de Documentación del Litoral Español, impulsado por el Ministerio de Cultura, que inició las correspondientes Cartas Arqueológicas, que conllevó un documento para la provincia, pero también para Cádiz, Málaga, Granada.

Así, el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía ha publicado a comienzos de mes la Resolución de la Dirección General de Bienes Culturales, por la que se incoa el procedimiento para la declaración de zonas de servidumbre arqueológica en los espacios definidos en las aguas continentales e interiores de Andalucía, Mar territorial y plataforma continental ribereña en las que se incluyen playas de Adra, Guardias Viejas, Los Pércheles, Laja del Palo (en las inmediaciones de Cabo Sabinal), la zona entre Aguadulce y Roquetas, Morro Genovés y Cala Higuera, el Playazo de Rodalquilar, la Cala Islote de San Pedro, la zona entre la Punta de los Muertos y la Punta de Media Naranja, la desembocadura del Río Aguas en Mojácar y Villaricos.

Se trata de espacios en los que se presume la existencia fundada de restos arqueológicos de interés. En Adra, su inclusión se producen en virtud de las prospecciones realizadas en 1988, al igual que en Guardias Viejas, donde las intervenciones se realizaron tanto en 1987 como en 1988, que se realizaron con motivo de la elaboración de la Carta Arqueológica subacuática de la costa de Almería. Así se comprobó la existencia de materiales que van desde períodos tardo púnicos hasta ánforas de los siglos I y II. En los Percheles se presupone la presencia de un posible pecio romano, un cepo y varias anchas. Además, destacan diques capiteles, fustes, basas, baldosas o material cerámico que ha sido encontrado o incluido dentro de citas, como en el Itinerario Antonio.

Algunos restos están expuestos en el Museo Arqueológico de Almería, como materiales que pertenecen a actividades marinas y que han sido encontrados en la pedanía cuevana de Villaricos.

más noticias de ALMERIA Ir a la sección Almeria »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios