La Junta reconoce la tardanza en dar solución a la Balsa del Sapo

  • La construcción del túnel se declaró obra de emergencia en 1998 · Acuamed ha recibido 40 proyectos constructivos de desagüe · La adjudicación podría ser en mayo

La solución definitiva al problema de inundaciones de la Balsa del Sapo comienza a ver la luz trece años después de ser declarada obra de emergencia. Invierno tras invierno desde hace casi veinte años los vecinos y agricultores de las inmediaciones de la Balsa del Sapo padecen constantes inundaciones. Garajes, viviendas, locales y explotaciones agrarias han sido presa del agua a consecuencia de las subidas del nivel del Acuífero Superior Central de la Comarca del Poniente, que va desde Balerma hasta Las Marinas.

Los damnificados por estas inundaciones llevan exigiendo una solución inminente al problema desde entonces. Ya en el año 1998, debido a la alta peligrosidad que conllevaba la subida del nivel del agua, debido a la ausencia de un desagüe natural, la construcción del túnel fue declarada obra de emergencia, pero no era hasta el pasado 19 de enero cuando Junta de Andalucía y Gobierno Central firmaban un convenio para su construcción. "Ahora mismo no vale lamentarlo. Han pasado muchos años. Se podía haber hecho en el año 1998, 2000, 2001… Pero bueno, estamos trabajando y vamos a solucionar el problema definitivamente", ha afirmado el consejero de Medio Ambiente, José Juan Díaz Trillo.

Aunque el nivel del Acuífero, que es el que aflora a la superficie en Las Norias de Daza formando la Balsa del Sapo, ha descendido, como ocurre cada primavera, y ha pasado de 27,08 a 27,06 metros sobre el nivel del mar, la situación actual en la zona es insostenible. El consejero de Medio Ambiente ha afirmado que Acuamed, Sociedad Estatal de Aguas de las Cuencas Mediterráneas, "ya ha recibido 40 proyectos para desarrollar una solución al desagüe de la Balsa del Sapo", después de que Acuamed la sacara a licitación cuyo plazo se cerró el pasado 18 de abril, por lo que podría adjudicarse en mayo.

Díaz Trillo se comprometía hace un par de meses con la Junta Directiva de la Asociación Cañada de Las Norias a acortar al máximo los plazos para la construcción del túnel, si bien aún podría pasar tres años hasta que finalice la misma. El consejero ha recordado que la infraestructura prevista consiste en una conducción que, partiendo de la balsa, discurrirá por un corto tramo en canal, para entrar más adelante en un túnel a lo largo de 7.500 metros. Este túnel desagüará en un cuenco amortiguador que finalizará en un canal. Y éste, a su vez, conducirá el agua hasta el mar. Las obras incluidas en el proyecto de construcción del túnel, que será desarrollado por Acuamed y la Agencia Andaluza del Agua de la Consejería de Medio Ambiente, supondrán una inversión superior a los 40 millones de euros.

Circunstancialmente, como solución provisional, se va a acometer la obra del nuevo bombeo de agua con una capacidad de impulsión de 500 litros por segundo.

500

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios