Mañana arranca la fiesta de Las Carretillas en honor a San Antón

  • Las pruebas y la parrillada a las 20:00 horas servirán de pistoletazo de salida para la fiesta de la pólvora y el fuego

El municipio de Cantoria vive un año más su fiesta de la pólvora. A partir de mañana domingo comienzan los actos de una celebración en la que todos sus vecinos, sin distinción de edad o sexo, viven como algo intrínseco del ser cantoriano. Precisamente ya hoy sábado se podrán ver pasear por la calles de este pueblo del Almanzora, a aquellos vecinos que por diferentes motivos viven fuera, pero que regresan cada año para participar de Las Carretillas en honor a San Antón.

El pasado jueves se celebraba la reunión de los carretilleros en el Salón de Plenos del Ayuntamiento; tal y como marca la tradición, en este encuentro se cierran todos los pormenores de las actividades que durante tres días se llevarán a cabo en la localidad, después de muchas semanas en las que las diferentes peñas han fabricado decenas de miles de carretillas. Es precisamente esto, su fabricación casera, lo que distingue especialmente las carretillas que en los próximos días llenarán de luz y pólvora hasta el último rincón de Cantoria.

Mañana domingo comenzarán los actos. Desde las cuatro de la tarde se procederá a la recogida de todas las carretillas de calibre 18 y 20 que participarán en el concurso. Poco después de las ocho de la tarde, los vecinos no solo del pueblo, sino también de otras localidades vecinas, irán llegando a la Plaza del Convento, donde junto a una gran hoguera se llevarán a cabo Las Pruebas de las carretillas que en esta ocasión estarán atadas. Un concurso en el que participan todas las peñas y en el que compiten por conseguir la mejor votación del jurado popular. A continuación es tradición que se ase carne y se disfrute de un buen vino del país. Esta competición sirve de preámbulo para los actos que continuarán el lunes con la solemne Misa del Carretillero y la procesión, en la que los vecinos ataviados ya como carretilleros, portan al patrón por las principales calles del pueblo y acompañados por la Banda Municipal. Un momento solemne y emotivo para los cantorianos.

Desde las ocho de la tarde, los más pequeños soltarán sus carretillas de Suflí y a partir de las once de la noche, solo los más valientes salen a la calle para soltar carretillas hasta bien entrada la madrugada.

El martes a buen seguro Cantoria amanecerá con algo de resaca, pero todos estarán de nuevo en la misa y procesión de los patronos, que regresarán a la Ermita, hasta el año que viene.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios