Matar al mensajero

EL Ejido es el triste reflejo del capitalismo más salvaje y del fracaso del Estado de Derecho, que permite que casi un centenar de familias no cobren sus salarios hace tres meses porque una operación policial y judicial contra el lucro privado utilizando fondos públicos impide el abono a los trabajadores del dinero que les corresponde. Si el Estado ordenó la Operación Poniente debía haber previsto que quien barre y limpia las calles, parques y jardines iba a tener problemas para cobrar por estar contratados por empresarios encarcelados, mientras que otros empleados municipales, sean funcionarios, laborales o concejales no iban a tener esos problemas. Se quejaba el PAL de que las familias de los implicados estaban pasando penurias y no lo merecían. Me comentaba Juan López, el sindicalista de CCOO que se quedó en calzoncillos ante el Pleno, que "Ignacio Berenguel me dijo que muchos otras personas estaban pasando también penurias en El Ejido, no sólo los trabajadores en huelga. Le respondí que era cierto, pero él se refería a desempleados y aquí se trata de personas con contrato en vigor que iban todos los días a trabajar. La diferencia es grande". El Estado demuestra ser un aparato administrativo mastodóntico, lento y denigrante, que debía haber previsto lo que iba a suceder. No sé qué haría un concejal del equipo de gobierno si llevara tres meses sin ingresos teniendo que ir al tajo diariamente. O un alto cargo de la Seguridad Social. ¿Le fiarían el pan a su mujer, en la inmobiliaria le dirían con una sonrisa que no se preocupe, esperamos y no te cobramos intereses porque sabemos lo que estás pasando, la letra del coche esperaría, el recibo de la guardería?. Pero por mucho hambre y razón que haya, los trabajadores de los medios de comunicación no tienen culpa de nada como para insultarles, amenazarles e incluso agredirles. Puede que sus directivos sí sean culpables de muchas, demasiadas cosas, pero el currante que cobra a menudo poco, en negro y tarde, no tiene culpa de nada.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios