Medio Ambiente anuncia que sellará los tres últimos vertederos ilegales

  • El Ministerio financiará un 55% del coste total y el resto, un 45% será financiado por la Consejería competente de la Junta de Andalucía · Los alcaldes de Senés, Laujar y Vélez Rubio apoyan la iniciativa

Los únicos vertederos ilegales que aún están activos en la provincia de Almería tienen sus días contados. Como ya anunció El Almería, según datos extraídos del BOE del pasado sábado, el Ministerio de Medio Ambiente va a subvencionar la clausura de todos los que aún existen en España. Una iniciativa que, junto con fondos de la Junta de Andalucía podría ponerse en marcha nada más entrar el próximo año.

Lo que sí parece seguro es que para la fecha límite establecida el próximo 16 de julio de 2009, cuando todos estos vertederos deberán cumplir la normativa vigente, la provincia de Almería estará limpia de residuos sólidos urbanos ilegales.

El coste de la eliminación, que asciende a más de un millón y medio de euros para las tres actuaciones que deben acometerse en la provincia, estará subvencionado en un 55% (825.000 euros) por el Ministerio, y el 45% restante (675.000 euros) por la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía.

Según explicaron desde la delegación provincial, el delegado, Clemente García, ya se ha puesto en contacto con los alcaldes de estos tres municipios para darles a conocer la iniciativa que va a llevar a cabo a partir de ahora la Junta de Andalucía.

En concreto, se va a sacar a concurso la redacción de los proyectos y, posteriormente, la adjudicación de las obras para sellar cada uno de estos tres vertederos.

No obstante, pese a que desde la delegación provincial aseguran que son los únicos vertederos ilegales que existen en la provincia, desde la Policía Autonómica aseguran que este verano han trabajado insistentemente en la vigilancia de cuatro, así como otros once vertidos ilegales que se produjeron en distintas zonas de Almería.

En el caso de Vélez-Rubio, además, ya está en estudio la posibilidad de instalar un punto limpio en el lugar que ocupa el vertedero, una vez que esté completamente sellado.

Será un lugar adecuado y equipado para la recepción y almacenamiento temporal de ciertos residuos generados en el ámbito doméstico, tales como muebles, electrodomésticos, aceites de cocina, pinturas y barnices, textiles y calzado, escombros de obras, chatarra metálica o neumáticos, entre otros. De otro lado, quedará totalmente prohibida, y se podrá sancionar a aquel que deposite en el punto limpio residuos de procedencia industrial, basura orgánica, residuos no identificados o infecciosos. "Los ciudadanos que voluntaria y gratuitamente participen en este punto limpio colaborarán de forma significativa a la mejora del Medio Ambiente", destacó Clemente García a El Almería.

El objetivo es conseguir un tratamiento adecuado para cada residuo dando prioridad a la recuperación, reciclado y valorización antes que a la eliminación en los vertederos. Además, se pretende hacer una separación de los mismos y aprovechar los materiales con el consiguiente impulso para el ahorro energético. Finalmente, como apuntó el delegado, "es muy importante implicar al ciudadano en este tipo de buenas prácticas ambientales".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios