'MercaRoq' muere antes de nacer por falta de apoyo de empresarios locales

  • Un empresario alemán pretendía instalar un mercado con más de 130 puestos en una gran nave de la Avenida de Alicún

El Mercaroq, novedoso mercado al estilo europeo con artículos de segunda mano y artesanales que estaba llamado a instalarse en la Avenida de Alicún, no será finalmente posible. El empresario alemán que impulsaba este proyecto desde casi principios de año, Fred Schumacher, confirmó al Diario de Almería que su idea no ha logrado el apoyo esperado entre los emprendedores roqueteros y de la comarca.

La fecha prevista para la apertura de una gran nave con más de 130 puestos era precisamente el próximo fin de semana pero, ante la falta de apoyo empresarial, Fred Schumacher (con amplia experiencia en el sector en su país natal) ha desistido de su idea.

En los últimos meses, Schumacher inició contactos con varios empresarios y llegó a cerrar contratos con más de una decena de interesados en esta iniciativa pionera en la provincia. Sin embargo, el impulso final que esperaba tras una reunión con el sector en el mes de abril no se produjo y esa cantidad de apoyos nunca terminó de ascender como pretendía.

"El objetivo era tener alrededor de un centenar de contratos para poder arrancar Mercaroq pero nos quedamos muy lejos de esa cifra así que desistí del proyecto", indicó a este medio. Igualmente achacó a la "falta de financiación y de confianza" el hecho de que este gran mercado no haya podido finalmente convertirse en un atractivo turístico y comercial del municipio. "Yo corro un riesgo muy grande al invertir en algo así y los empresarios uno pequeño pero, aún así, no hemos conseguido involucrar a suficientes personas", explicó Fred Schumacher.

Mercaroq pretendía ofrecer espacios con distintos tamaños a un precio no superior a los 185 euros. En sus dependencias iba a contar con puestos de artesanía, artículos de colección, mercancías nuevas y de segunda mano, accesorios, ropa de alta calidad nueva y de segunda mano, flores y semillas, equipos técnicos, electrónicos nuevos y usados, entre otros.

La propuesta de este emprendedor alemán incluía también, por ese mismo precio, toda una campaña de marketing a través de distintos medios digitales y la elaboración de un newsletter en el que incluir las novedades, promociones y ofertas de todos los asociados. Sin embargo, la gran nave de la Avenida de Alicún tendrá que continuar esperando a otra iniciativa comercial ya que este mercado a la europea no ha conseguido cuajar entre los pequeños empresarios de la localidad roquetera y municipios cercanos.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios