El nuevo Mercado Central limitará sus plazas a los vendedores actuales

  • La llegada de nuevos comerciantes podría repercutir de forma negativa en las ventas. Los tenderos descartan la opción de ubicar cines en el nuevo edificio

Comentarios 1

El año 2009 será la fecha en la que los comerciantes del Mercado Central hagan las maletas para trasladarse al provisional que se ubicará en los aparcamientos del Híper Olé. El equipaje lo harán todos los vendedores, un total de 130. Sin embargo la vuelta a la nueva Plaza aun no está del todo clara.

Lo que sí es evidente para los tenderos es que en el edificio resultante no venderá nadie nuevo. El presidente de la Asociación de Comerciantes del Mercado Central La Plaza, Luis Díaz, informó de que ahora se perfila la marcha a la carretera de Ronda. Allí la estancia será gratuita y el Ayuntamiento de la capital les proporcionará cámaras frigoríficas y aire acondicionado.

De la gratuidad los vendedores pasarán a pagar elevadas cifras por sus nuevas barracas. La más barata podrá costar en torno a los 30.000 euros frente a la más cara de alrededor de 60.000. Los propietarios de los puestos ya han decidido cuales serán las características que desean para sus futuros habitáculos en base a lo ofertado por la empresa Mercasa.

Esta vendrá en los próximos días a recoger las solicitudes con las que se elaborarán los presupuestos personalizados. A partir de este momento será cuando los que deseen volver al nuevo edificio deberán pronunciarse. El número de barracas que se incluirán en el futuro proyecto dependerá por tanto de las personas que lo soliciten. Solo los que ahora disponen de un puesto en el Mercado Central podrán optar a volver. Este es uno de los acuerdos a los que han llegado los comerciantes con el Consistorio.

Díaz aseguró al respecto que actualmente las ventas no pasan por su mejor momento. Así, apuntó que "cada vez son menos las personas que residen en el centro, ya que esta zona se está convirtiendo cada vez en más comercial". Insistió en que en un principio "sólo podremos adquirir una concesión los que estamos".

No obstante, los propietarios podrán a lo largo de 10 años realizar traspasos a posibles interesados. Las personas que por diversas circunstancias, principalmente económicas, decidan no volver a la Plaza, recibirán una indemnización por parte de la Junta de Andalucía. En cuanto al proyecto definitivo del Mercado, Luis Díaz aseveró que los comerciantes no están a favor de que se ubiquen cines en el edificio. "Mantener las puertas abiertas más tarde de las 22:00 horas solo va a generar problemas para las instalaciones y los propietarios".

Así, el edificio resultante contará con sótano y planta baja. En esta última es donde se situarán las diferentes barracas de carne, pescado y verdura y en el subsuelo irá un supermercado y no salas de cine o parking como se barajó inicialmente.

Los vendedores crearán además una sociedad que gestionará todo lo referente al inmueble. El presupuesto de las actuaciones es de 13,8 millones de euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios