Música clásica para poner en valor el Yacimiento de Ciavieja

  • La formación Ausdrucktrío ofreció el concierto 'Poesía sin palabras' que contó con diferentes proyecciones

Comentarios 1

Un escenario distinto y con el objetivo de ponerlo en valor con un concierto de música clásica. El Yacimiento de Ciavieja se ha convertido en uno de los espacios más singulares que han formado parte de la programación del Festival de Teatro con la actuación de Ausdrucktrío y su espectáculo poesía sin palabras.

Bajo la luna llena, con el elevado edificio de Torrelaguna en frente y el rótulo verde de El Corte Inglés a lo lejos, los tres componentes de la formación pusieron toda la pasión que sienten por la música clásica intentando transmitir sentimientos.

María Barrio (flauta), Javier Gregori (violín) y Esperanza Mohedo (viola) fueron los nombres propios que tocaron música como si de poesía se tratase.

Barrio explicó antes de comenzar la actuación que "la música puede sustituir a las palabras y contar una historia. La música de F. Mendelssohn es transmisora de historias. Utilizamos el instrumento como un declamador".

Los componentes de Ausdrucktrío transmitieron los sentimientos que provoca la poesía acompañados de una proyección, donde la luna, el fuego e imágenes en movimiento formaron parte del espectáculo que duró 70 minutos aproximadamente.

Además de las piezas que interpretaron en conjunto, también realizaron una cada uno como solista: Capriccio, de H. Vieuxtemps (viola sola), Malinconia, de E. Ysaÿe (violín solo) e Image, de E. Bozza.

Otros de los autores que representaron son: F. Mendelssohn, L. Weber, A. Dvorak y P. I. Tchaikovski, entre otros. Los arreglos de los temas son realizados a cargo de la formación.

Cada pieza interpretada era respondida con un sólido aplauso del público que disfrutó de un momento distinto y único en el Festival de Teatro de El Ejido.

Las proyecciones acompañaban de forma acertada a la música de este grupo que sorprendió por la unión de sus instrumentos y por la calidad como solistas de sus componentes. Algunas de las imágenes representaban a los propios músico interpretando su instrumento.

Después de acabar con el repertorio, los músicos decidieron deleitar a los asistentes con otra pieza más para dejarles buen sabor de boca. De esta forma, se pudo disfrutar del sonido de los grandes compositores de la música clásica con una interpretación acertada y en un entorno que sacaba una armonía distinta a los instrumentos.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios