Nace una asociación solidaria tras equipar una escuela de Marruecos

  • Los miembros de Mundópolis Amigos del Mundo llevaron al colegio de la comuna Beni Ammart un total de 500 libretas, más de 200 libros y 1.000 lápices, entre otros materiales

Comentarios 0

Darle color a un dibujo de los cuadernos de pinta y colorea, hacer una cuenta matemática sobre un folio en blanco o la simple posibilidad de acceder a una enseñanza bajo un techo donde no pasar penurias son algo muy nimio para muchos niños europeos , pero resulta una odisea para la mayoría de los niños marroquíes. Por esto, tres jóvenes afincados en Almería, bajo el nombre de Mundópolis Amigos del Mundo, realizaron un viaje a la comuna de Beni Ammart en la provincia de Alhoceima (Marruecos) con multitud de artículos escolares para solventar algunas de las carencias que viven diariamente estos niños.

Los tres protagonistas del viaje solidario son familia y son los primos Barber: Iván, David y Julio. La idea surgió por las ganas que tenían de ayudar a los demás y de forma precipitada. "Organizamos todo veinte días antes de la fecha del viaje", explica Julio Barber.

El primer paso que dieron fue buscar una asociación que trabajara en la zona para que le ayudase. "Encontramos Azir que tiene sede en España y se dedica principalmente al Medio Ambiente y a luchar por los derechos de la mujer. En ese momento, se encontraba colaborando con una asociación llamada Twiza que estaba construyendo una escuela en Beni Ammart para cerca de 300 escolares que se repartían por toda la provincia de Alhoceima", asegura Barber.

Los niños se encontraban en una situación complicada antes de la creación de la escuela: "En muchos casos, estos pequeños no estaban escolarizados, ni daban clases y algunos de los que tenían que desplazarse no tenían un sitio en el que poder comer".

Muchos de los escolares, que estudian en el colegio de Beni Ammart, proceden de otras comunas colindantes y tienen que recorrer descalzos cuatro kilómetros para llegar a la escuela.

El recorrido hacia la comuna era inhóspito y lo pudieron comprobar los amigos de Mundópolis: "Nos costó llegar cerca de diez horas a Beni Ammart. Era un camino de cabras".

Para hacer la vida más fácil a los pequeños, los miembros de Mundópolis llevaron el material necesario para que su vida escolar sea lo más agradable y fructífera posible: "Llevamos un total de 500 libretas, más de 200 libros, 1.000 lápices, 500 camisetas, pizarras y juegos infantiles", señala Barber.

El material donado se divide en tres tipos: para alumnos de preescolar, de primaria y artículos deportivos. "Estaban haciendo una pista multideportiva", señala el voluntario.

El reparto del material fue un momento que conmovió a los miembros de Mundópolis: "Fue impresionante porque una sola mirada de los niños te parte el alma. Al principio fueron tímidos y desconfiados. Después, abrieron sus corazones con abrazos".

Mundópolis es una asociación que acaba de nacer con ganas de crecer. "Pretendemos luchar por los valores de los niños para que tengan un futuro digno. Los viajes los haremos en nuestras vacaciones. Queremos que -a base de colaboradores, socios y grupos- hacer un recorrido más lejano y más rico en cuanto a material", explica Barber.

Pero la intención de esta asociación no se queda en este viaje y tienen proyectos futuros de ayuda a los más necesitados, los niños: "Tenemos la intención de repetir en esta comuna para ayudarles a montar una biblioteca que están comenzando a construir, porque estamos muy agradecidos. Queremos dotarlos de libros y de tecnología suficiente para que se comuniquen con el propio país, vía internet".

Otro proyecto que tienen en mente los miembros de Mundópolis es la canalización de tuberías de aguas fecales al sur de Alhoceima: "Todos los desechos van a parar a los caudales de agua potable de donde ellos beben y riegan sus cultivos".

Las sedes de la asociación van a ser principalmente dos ciudades: Almería y Zaragoza. "Sin el apoyo de los almerienses no hubiese sido posible. Nos han ayudado a crecer y queremos ser fuertes en un futuro en esta ciudad", afirma Barber.

Los miembros de Mundópolis todavía tienen la duda si seguir como una asociación de amigos. "No sabemos si fiscalizarla como ONG para beneficiarnos de subvenciones municipales y, de esta forma, tener más proyección", explica Barber.

La financiación del viaje ha sido gracias a la colaboración de empresas privadas y organismos públicos. Partidos políticos como PP, PSOE, PAL fueron parte integrante de las donaciones. El Ayuntamiento de Gádor fue otra de las instituciones que colaboró.

más noticias de ALMERIA Ir a la sección Almeria »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios