Norman Foster interviene a favor del alcalde y Nono Amate no cede

  • El portavoz del PSOE afirma que el intermediario es el yerno de José María Aznar

"Yo ya sabía que no había intermediario", mantiene el alcalde de la capital, Luis Rogelio Rodríguez, después de las declaraciones que parten del Gabinete de Arquitectos de Norman Foster en las que negaba una negociación a tres bandas entre Alejandro Agag, el Ayuntamiento y el Gabinete que será el encargado de realizar el nuevo Palacio de Congresos de la capital.

El primer edil insiste en que las afirmaciones realizadas por el portavoz del Grupo Municipal Socialista, José Antonio Amate, la pasada semana "son una falsedad", por lo que pide su rectificación. De hecho, para que se produjera un pronunciamiento oficial por parte de Amate, Rodríguez interpuso el pasado lunes una demanda de conciliación contra el líder de la oposición.

Por su parte Amate, mantiene que existe dicha vinculación, "según los informadores que yo tengo y que me han comunicado que Agag es el representante de Foster en España", lo que además le sirvió para poner en duda la existencia de una nota de prensa por parte del Gabinete de Foster, "por la poca repercusión que ha tenido", en referencia a que como profesionales internacionales "hubieran otorgado la información a gabinetes de prensa o agencias de comunicación que hubieran enviado las palabras de Foster a todos los medios de comunicación".

Ello lleva al edil socialista a mantener su postura, aunque ya el pasado lunes resaltó el derecho que tenía el alcalde para interponer cualquier proceso judicial si considera incorrectas sus afirmaciones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios