Nueva sede para los Antiguos Caballeros Legionarios

  • Luis Rogelio Rodríguez y el presidente de la Hermandad, Miguel Ángel Pugnaire, inauguraron las dependencias que reúnen a quienes se sienten unidos a la Legión

Comentarios 0

Era uno de los principales objetivos de su presidente, el teniente coronel Miguel Ángel Pugnaire, y una aspiración de todos sus miembros. Misión cumplida, habría que decir utilizando un término militar, aunque la Hermandad de Antiguos Caballeros Legionarios es una asociación civil que reúne no sólo a quienes en su día sirvieron a España en la Legión, sino también a cuantos comparten su Credo y los sentimientos de amor a la patria. Hoy ya cuenta la delegación almeriense con una sede situada en las dependencias del Centro Social Quemadero-Fuentecica, gracias a las facilidades dadas por Antonio Calvo, presidente de la asociación de vecinos.

El alcalde de Almería, Luis Rogelio Rodríguez-Comendador, presidió el acto de inauguración junto al teniente coronel Miguel Ángel Pugnaire Iraola, presidente de la hermandad en nuestra provincia, y el teniente coronel Juan Castro, jefe de Reclutamiento de la Subdelegación de Defensa.

Pugnaire expresó su satisfacción por la consecución de esta sede y por haber superado los 100 socios en el primer año de su presidencia, teniendo como objetivo duplicar esta cifra en tres años y trabajar para difundir la Legión "creando una cultura de la Defensa". Para ello, la hermandad organiza concursos, certámenes, conferencias y exposiciones, viviendo y compartiendo el espíritu y los actos de la Legión. En el apartado de agradecimientos, el presidente tuvo una mención especial para Francisco Capel, veterano socio cuya oficina fue utilizada anteriormente como sede; y para Antonio Calvo, como gestor de la cesión de las citadas dependencias en el Centro Social.

El alcalde inauguró la nueva sede y felicitó a los miembros de la hermandad, a quienes mostró su enorme satisfacción por sentirse estrechamente unido a la Legión. Rodríguez-Comendador recordó el nombramiento que recibió como Legionario de Honor y los momentos de su infancia en que aprendió de su padre los himnos legionarios.

En el acto, conducido por José Manuel Navarro, se entregaron metopas a Isidro Pérez Molina, y al gerente de Alborán Motor, Manuel Guillén, por su colaboración con la hermandad. Igualmente se entregaron diplomas a Javier Ángel Menéndez Pozo, por parte del presidente honorífico José Jiménez; y a Manuel Guzmán de la Rosa por parte del vicepresidente Rafael Montoya.

Por último, el teniente coronel Pugnaire recibió de manos del alcalde el nombramiento como Caballero Cruz de la Orden al Mérito de la Hermandad Legionaria, efectuado por el presidente de la hermandad nacional. Tras un recorrido por las instalaciones y las firmas en el libro de honor se sirvió una copa de vino español.

más noticias de ALMERIA Ir a la sección Almeria »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios