El área de Obras Públicas se decanta por soterrar la carretera de Níjar

  • El proyecto para sortear las aglomeraciones de tráfico en el cruce con la avenida del Mediterráneo cuenta con una inversión de 2,5 millones de euros en los presupuesto generales del Ayuntamiento

Los técnicos del área de Obras Públicas se han decantado por el tramo de la carretera de Níjar para realizar el proyecto de soterramiento previsto en el cruce con la avenida del Mediterráneo, después de estudiar durante meses ambas posibilidades.

El proyecto, que cuenta con un presupuesto municipal de 2,5 millones de euros en este año, pretende evitar los colapsos de tráfico en una de las principales arterias de la ciudad, que además se convierte en acceso para los vehículos que llegan desde la autovía del aeropuerto e incluso desde la entrada por Torrecárdenas de la A92, según explica el concejal responsable del área, Francisco Amizian, quien vincula el proyecto a las mejoras previstas en el tráfico con las intervenciones en la carretera de Ronda y la intervención en la travesía de Los Molinos. Así, para el edil, con la intervención se conseguirá "modernizar y hacer más accesible la ciudad y mejorar la circulación en un cruce que a diario es transitado por más de 10.000 vehículos".

De hecho, con el soterramiento se evitarán los tiempos de espera en la zona y, en consecuencia, se otorgará una mayor fluidez tanto en superficie como por el entramado subterráneo del que constará, que carecerán de señalizaciones semafóricas.

El pasado mes de enero el Ayuntamiento ya sacó a contratación la redacción del proyecto, dirección de obra y coordinación de seguridad y salud de las obras, por un importe cercano a los 180.000 euros. Tendrá un plazo de ejecución de cuatro meses a partir de su adjudicación.

En total fueron siete ofertas las que se registraron en dependencias municipales. Su adjudicación final está vinculada a los informes técnicos elaborados a partir de las diferentes propuestas técnicas que han sido presentadas por las distintas ofertas, y que han llevado a determinar la idoneidad de que el tramo soterrado sea el de carretera de Níjar.

El equipo de Gobierno arrastra el proyecto desde la pasada Corporación, en el que desde el área de Tráfico, dirigido entonces por José Juan Soria, ya se vio la necesidad de realizar una intervención en el cruce, dentro de un proyecto generalizado para aliviar de tráfico la ciudad, después de haber realizado una consulta externa sobre los puntos negros. Junto a esta iniciativa se incluyó el soterramiento de la carretera de Ronda, que se prevé en un primer tramo desde el pabellón Moisés Ruiz hasta la plaza de Barcelona.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios