PP y Gial respaldan sin consenso la llegada de grandes superficies

  • Los cuatro partidos reconocieron la existencia de un déficit, aunque no llegaron a un acuerdo sobre las vías para solventarlo · Las propuestas fueron la planificación y atención al pequeño comercio

El déficit comercial de la capital y su área metropolitana se establece en un 23%. El dato, aceptado ayer por los distintos grupos políticos con representación municipal, avala la puesta en funcionamiento de nuevos espacios comerciales, aunque las discrepancias entre las distintas formaciones llegaron a la hora de analizar las características del comercio de futuro en la ciudad. Las grandes superficies frente al comercio tradicional, o una planificación de los centros comerciales en función de las necesidades municipales, fueron las propuestas presentadas por la oposición.

Con todo, la balanza de la mayoría, liderada por el equipo de Gobierno formado por PP y Gial, posicionó el debate a favor de la libertad comercial que podrá establecer en la capital hasta siete centros comerciales, a los que se unen la futura apertura de las superficies en las localidades de Vícar y Huércal de Almería.

Tanto PP como Gial resaltaron la creciente demanda por una población también en incremento y con mayor poder adquisitivo que hace unas décadas. No dudan sus representantes en que la llegada de centros comerciales se producirá, "al igual que yo me instalé aquí como médico cuando vi que la gente iba a Granada", destacó Juan Megino, quien además resaltó la riqueza que supondrá su instalación "con puestos de trabajo directos".

Asimismo, desde el PP el portavoz, Pablo Venzal, también resaltó que los centros comerciales se instalarán "quiera la oposición o no, porque es el reflejo del mercado que impera en Europa y sin que tengan que considerarse enemigos del pequeño comercio".

Gasolineras, taxistas y transportistas son algunos de los sectores que se verán beneficiados por la instalación de las superficies en el extrarradio, según mantiene el edil popular, quien advirtió de los criterios erróneos "de quienes insisten en instalar cines en el centro, que es ir contra la modernidad", resaltó el concejal. Los beneficios económicos en la actualidad no pasan por el sector cinematográfico, sino por el de los videojuegos.

Mientras tanto, la preocupación manifestada por el PSOE fue el futuro del pequeño comercio, que necesita "del compromiso municipal de que no habrá ningún centro comercial antes de que sea una realidad el Centro Comercial Abierto de Almería", mantiene el portavoz del grupo, José Antonio Amate.

El máximo responsable del Grupo mostró su satisfacción por haber conseguido celebrar el debate que lleva demandando desde el mes de diciembre, pero además "defraudado porque no he conseguido arrancar al equipo de Gobierno el compromiso de acelerar las obras del centro comercial abierto", aunque sirvió para conocer la postura de cada Grupo. Durante el debate además hizo referencia a las propuestas de revitalización comercial presentadas en la pasada Corporación que no fueron puestas en marcha.

IU, por su parte, subrayó la necesidad de realizar una planificación de la implantación de los centros comerciales en función de las necesidades de la ciudad, El Toyo o el futuro centro comercial en el soterramiento deberían ser las prioridades, "debido a la necesidad de revitalizar la zona de expansión hacia levante y también, ganar dinero para financiar el proyecto que incidirá en las vías del tren", remachó el portavoz.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios