El PP critica que no se cese a la gerente del Hospital y Montero dice que no hay deficiencias

  • La parlamentaria Rosalía Espinosa asegura que la Junta hace oídos sordos al clamor de los médicos

La parlamentaria andaluza del PP de Almería Rosalía Espinosa intervino ayer en el Pleno del Parlamento Andaluz para preguntar a la consejera de Salud, María Jesús Montero, si considera adecuados los medios y recursos con los que cuenta la UCI del Hospital de Poniente, y si piensa solucionar el problema existente en este centro hospitalario, ya que esta semana el Sindicato Médico ha asegurado que "los pacientes podrían estar corriendo peligro". La consejera ha contestado que creará una Comisión para estudiar por qué hay tantos enfermos críticos en el Hospital.

Para Espinosa, la creación de una Comisión supone que "no se quiere solucionar el problema y que lo que se intenta conseguir es dilatarlo en el tiempo". Además, ha señalado que "si hay tantos enfermos críticos es porque aunque ustedes se empeñen en decir que en el Poniente hay 250.000 personas, la realidad es que viven más de 300.000".En su intervención en el plenario, ha pedido a Montero el cese de la gerente del Hospital porque según ha dicho "anda presionando a los profesionales y creando comisiones en lugar de trabajar para dar una atención sanitaria de calidad a los pacientes críticos de la comarca del Poniente".

Espinosa ha recordado a Montero que el Hospital cuenta únicamente con 10 camas en la UCI y que, desde 2012, los pacientes críticos se reparten por otras áreas, lejos del cuidado y control de los intensivistas, o tienen que ser trasladados al saturadísimo Torrecárdenas, lo que está poniendo en peligro la vida de los pacientes.

Por su parte, Montero ha asegurado que todos los pacientes críticos que por sus patologías requieren de cuidados especiales están siendo perfectamente atendidos en el Hospital de El Ejido y, en particular, por el equipo de profesionales de la UCI.

La consejera ha recordado que esta unidad está perfectamente dimensionada, ya que recientemente ha actualizado sus recursos para dar respuesta a un aumento de la ocupación promedio de UCI detectada desde septiembre de 2012. Desde diciembre, la Unidad ha incorporado un facultativo más habilitándose un segundo puesto de intensivista de guardia y, a principios de 2013, se ha incrementado el número de camas de intensivos en un 30% al poner en funcionamiento 3 camas más, pasando de 9 a 12 camas. Además, para atender posibles picos, la UCI dispone de 3 camas más en reanimación.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios