El PP urge ayuda para afectados

  • Juan Ignacio Zoido hace un llamamiento serio y riguroso a la unidad, a trabajar conjuntamente y a redoblar los esfuerzos para conseguir el mayor número de ayudas para los vecinos

Comentarios 2

En terminología política 'no toca' significa 'mejor no remover este asunto ahora'. Efectivamente, 'no toca' por el momento, pero 'tocará', exigir responsabilidades llegado el momento oportuno porque entre otras catástrofes provocadas por las inundaciones en el Levante almeriense ha habido muertos. Ayer mismo, en Garrucha se celebraba una misa funeral por la mujer de 52 años de origen británico cuyo cuerpo fue hallado sin vida el pasado día 3. Y también ayer se reunían en Vera numerosos Alcaldes y Concejales del Levante almeriense, especialmente aquellos cuyos municipios han resultado más afectados, con el presidente del Partido Popular en Andalucía, Juan Ignacio Zoido, a quien acompañaban la Delegada del Gobierno en Andalucía, el Subdelegado del Gobierno, el presidente y vice presidente de la Diputación Provincial, el Alcalde de Vera, así como diputados nacionales, parlamentarios andaluces y diputados provinciales.

El salón del Centro Municipal de Usos Múltiples de Vera acogió a los asistentes municipales que acudieron a conocer, por una parte, las actuaciones llevadas a cabo por las distintas Administraciones con el objeto de paliar y reparar las secuelas catastróficas de la riada. Gabriel Amat efectuó un pormenorizado relato de las actuaciones emprendidas por la Diputación Provincial desde el primer momento de las inundaciones "y creo", manifestaba, "que la Diputación provincial ha dado la cara en todo momento porque era nuestra obligación. Tenemos que hacer lo que haga falta, una declaración de emergencia esencialmente porque también he de mirar lo que tiene que venir para el año que viene. De ahí que el puente Puerto Laguna- Puerto Rey esté transitable provisionalmente y que en Pulpí, por ejemplo, estemos trabajando sin descanso como en el resto de los municipios". Amat resaltaba que hay que decirlo, hacerlos y llevar a cabo los trabajos necesarios.

El alcalde de Pulpí, Juan Pedro García, señalaba llegado este punto que "las aguas de las ramblas en Pulpí se encauzaron hacia la parte alta del pueblo y cuando pregunté a los entonces responsables del Ayuntamiento me respondieron que no iba a saber yo más que los ingenieros. Pues ahí lo tenemos, las aguas arrollaron". Por su parte, la alcaldesa de Antas, Isabel Belmonte, uno de los municipios más afectados y que aún sigue sin depuradora por lo que son alrededor de 1.000 personas las que se están evacuando al río , se lamentaba de que "hace años la Junta de Andalucía "plantase en todo el cauce del río Antas algarrobos y pinos, que hablamos de los tarays y de las cañas pero no de los árboles". El Primer Teniente de Alcalde del Ayuntamiento de Vera recordó lo que hace escasas fechas dijo el Alcalde, que fue ni más ni menos que si las ramblas y los ríos hubieran estado limpios las inundaciones no habrían llegado al diez por ciento de lo que ha sido. José Fernández se llevaba las manos a la cabeza al hablar de viviendas construidas a dos metros del agua.

Una vez concluida la reunión y ya en la Plaza Mayor de Vera, Juan Ignacio Zoido, presidente del PP-A explicaba que hoy, por ayer, "es un día en el que podemos explicar cómo estamos trabajando desde el Partido Popular en la Diputación Provincial y en cada uno de los Ayuntamientos para mejorar las condiciones de vida de los vecinos tras las circunstancias tan adversas que han tenido que padecer". Destacaba el Presidente del PP andaluz, que infraestructuras importantes de carretera incluso han desaparecido, depuradoras que no están funcionando y, lo más destacable la pérdida de vidas humanas. Ampliaba Zoido "el deseo de mostrar el apoyo a todos aquellos que han sufrido perjuicios como consecuencia de las inundaciones y empezar a redoblar los esfuerzos para ser capaces de resolver las infraestructuras tan básicas y necesarias". Juan Ignacio Zoido puso de relieve el enorme esfuerzo que a su juicio están llevando a cabo todos los Concejales y Alcaldes de la comarca, así como de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, ejército, protección civil, bomberos, policías locales y tantos y tantos voluntarios que están ayudando a restablecer, en la medida de lo posible, la normalidad. "Debemos reconocer", apuntaba, "el magnífico trabajo que hoy nos ha presentado ya la Diputación Provincial de Almería. Ya se tiene un primer estudio bastante avanzado del importe de los daños. Estamos hablando de que en la provincia de Almería, han sido muy cuantiosos los daños producidos y pasa del centenar de millones de euros las pérdidas que ya aparecen contabilizadas y cuantificadas". En breve según Juan Ignacio Zoido, se podrá conocer el resultado final.

Entre otros objetivos de la reunión mantenida ayer, Zoido expresaba que uno de ellos era conocer de primera mano la situación "y realizar la evaluación que podemos hacer entre todos de los daños y al mismo tiempo detectar las necesidades que a corto, medio y largo plazo tiene cada una de las administraciones competentes para que podamos exigir a todas las administraciones". El presidente del PP-A hacía un llamamiento al trabajo conjunto de todas las administraciones, para el beneficio de todas y cada una de las personas afectadas. Entre otras prioridades, Zoido indicaba el restablecimiento de vías de comunicación y depuradoras, más los servicios básicos a todos los ciudadanos.

Desde el Partido Popular de Andalucía, Juan Ignacio Zoido proponía un trabajo serio y riguroso conjuntamente de todas las Administraciones y redoblar los esfuerzos. Se refirió también a las pérdidas de los agricultores y la ganadería, para exigir que se reduzca el impacto perjudicial y, por otra parte, "exigimos que para que esto no se repita, que se revisen los Planes Generales de Ordenación Urbana, de tal forma que respetando el medio ambiente, al mismo tiempo lo pongamos al servicio de la seguridad y tranquilidad de todos los vecinos". Juan Ignacio Zoido se mostró firme partidario de tomar la medida de limpiar, atender y, sobre todo, cuidar las ramblas y los cauces, "para que de esa manera el día que haya una lluvia torrencial, no se produzcan las inundaciones como consecuencia de que la Administración competente no sólo no haya limpiado, sino que no haya dejado que otro limpie". Habló igualmente de un plan de prevención de inundaciones a desarrollar para toda la comarca con el objeto de que si en algún momento, después de tomar todas las medidas, sucede algo así, esté previsto lo que se va a hacer para que estas situaciones no vuelvan a repetirse.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios