Parejas a cambio de un puñado de euros para legalizar inmigrantes

  • La Guardia Civil detiene a 28 personas e investiga a otras 11, presuntos miembros de una trama criminal asentada en Roquetas

Una agrupación criminal asentada en Roquetas de Mar había dado con un filón para hacerse con el dinero de los inmigrantes que querían legalizar su situación en el país. A cambio de 3.000 o 4.000 euros le buscaban una mujer que se convertiría en su pareja de hecho, a la que pagarían entre 1.000 y 2.000 euros por este "servicio", quedándose el resto los presuntos miembros de una red que según la Guardia Civil ha estado en activo desde 2015, aunque únicamente se haya podido documentar y acreditar la constitución de 8 parejas desde septiembre de 2016. Lo que no ha impedido que se haya continuado la investigación sobre más de un centenar de parejas de hecho desde el año 2010 sobre las que existen indicios de fraude.

La operación Flek ha permitido detener a un total de 28 personas y se ha investigado a otras 11, a los que se les imputa los delitos continuados de falsedad y contra los derechos de los ciudadanos extranjeros, con el trasfondo de favorecer la regulación de inmigrantes no comunitarios por arraigo. Entre los detenidos se encuentran los 8 integrantes de la organización que tenían funciones claramente definidas, desde la captación de inmigrantes y de mujeres, aportación de domicilios vacíos para los empadronamientos, altas fraudulentas en la Seguridad Social, asesoramiento a las parejas, hasta la constitución de la organización y liderazgo de la misma. Además, la investigación ha permitido relacionar con el entramado a una persona que contaba con el permiso requerido y acceso al padrón municipal, la cual ha sido detenida como presunta autora de un delito de prevaricación y cohecho. Se trata de una funcionaria de una de las oficinas del Padrón de Roquetas de Mar. Una persona importante si se tiene en cuenta que además de con falsas parejas, la trama desarticulada también regularizaba la situación administrativa de inmigrantes no comunitarios con empadronamientos también fraudulentos en el Ayuntamiento de Roquetas de Mar.

La operación se inició tras detectar un incremento inusual de empadronamientos y un patrón común muy característico que se estaba dando en la constitución de parejas de hecho, estando focalizada la actividad delictiva en Roquetas de Mar. El grupo captaba a personas de nacionalidad principalmente marroquí en situación administrativa de residencia irregular en la Unión Europea y a los que les proponían la posibilidad de regularizar su situación y adquirir el permiso de residencia constituyéndose como pareja de hecho fraudulenta con una mujer, normalmente de más edad, española o comunitaria. Para ello, la organización captaba a las mujeres que, previo pago, accedían primeramente al empadronamiento de ambos en viviendas con las que contaba la organización en Roquetas de Mar, las cuales en realidad o estaban vacías o residían personas diferentes a las que figuraban en el Padrón, llegando incluso a utilizar contratos de arrendamiento falsos. Una vez empadronados, la misma organización sacaba cita en el registro del Ayuntamiento para la constitución de la pareja de hecho y asesoraban a ambas partes en relación a como afrontar y superar la entrevista que se realiza para la constitución de la misma. Una vez superada esta entrevista miembros del grupo los acompañaban a la Oficina de Extranjeros para que formalizaran las solicitudes de residencia. Una segunda forma de actuación de la organización consistía en realizar empadronamientos fraudulentos en Roquetas de Mar, captando a personas de origen africano que carecían de permiso de trabajo en la UE y a los que les ofrecían la posibilidad de empadronarse en una vivienda de la localidad almeriense con el fin de justificar el tiempo de estancia mínima en España exigida para poder solicitar el permiso de trabajo por arraigo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios