Perera se doctora en las Salinas

plaza de toros de ROQUETAS DE MAR Ganadería: Se lidiaron siete toros del hierro de Alcurrucén, al ser cambiado el segundo por el primer sobrero TOREROS: Enrique Ponce, de purísima y oro. 1 oreja y 1 oreja. Miguel Ángel Perera, de marrón ciruela y oro. 2 orejas y 2 orejas. Alejandro Talavante, de gris perla y plata. Aplausos y 1 oreja. INCIDENCIAS: Casi lleno absoluto en el Coso de las Salinas en otra tarde de muchísimo calor. El segundo toro de nombre 'Deseadito' fue sustituido por el sobrero 'Toledano'. Enrique Ponce recibió una plaza por sus 25 años como matador de toros antes de comenzar la corrida

Primera de abono de la Feria de Roquetas de Mar en honor a Santa Ana con tres figuras que copan los puestos altos del escalafón taurino de esta temporada en una nueva tarde de bastante humedad y bochorno.

El primero en pisar el albero del coso de las Salinas fue Enrique Ponce. El maestro de Chivas se topó con un morlaco negro de 515 kilos de nombre 'Cornetino'. El toro salió falto de fuerzas y poco voluntarioso. Ello hizo que el diestro no pudiese ni tan siquiera lucirse con el capote. Ya con la muleta, Ponce sacó a relucir su torería con buenas tandas por la derecha. El torero lo intentó pero el toro no acompañó su particular forma de entender los toros. Con la espada, el diestro logró una estocada algo caída a la primera lo que le permitió que el toro se echase al suelo y se llevase una oreja.

El segundo de la tarde, de nombre 'Deseadito' y de 518 kilos duró poco en el albero. Tras ser picado, el toro fue devuelto a los corrales al estar algo descoordinado. El sobrero colorado bragado meano, de nombre 'Toledano' y de 511 kilos fue al que Perera le hizo una de las mejores faenas de la tarde. El de Badajoz recurrió al toreo pausado para lidiar a esta res. Hizo dos buenas tandas con la muleta, llevando al toro donde él quiso y dándole tiempo. Con la espada no dudó y logró una estocada completa algo caída. Al descabellar, Perera logró que el toro se echase a la primera haciéndose así con dos orejas tras petición mayoritaria.

Alejandro Talavante lidió al tercero de la tardenoche de nombre 'Fiscal', color negro mulato y 501 kilos de peso. El maestro, al igual que sus compañeros de lidia, no pudo lucirse con el capote al salir el toro falto de fuerzas. La faena con muleta se la dedicó a alguien del público. Talavante lidió al mejor de los siete, un toro voluntarioso y con ganas de embestir aunque con poco fuelle. El de Badajoz lidió al morlaco con bonitos y vistosos pases tanto con molinetes como con pases cambiados por la espalda. Antes de entrar a matar, Talavante nos brindó una buena tanda con manoletinas. El diestro pinchó al entrar a matar. El matador pinchó a la segunda y se le resvaló la espada en la tercer intentona. A la cuarta logró una estocada caída que hizo que el toro se echase al suelo, por lo que no obtuvo trofeo.

Tras el descanso, Ponce dio lo mejor de sí ante un complicado cuarto toro de nombre 'Capuchino' de 470 kilos de peso. El de Chivas no pudo lucirse con el capote, por segunda vez en la tarde, pero cuajó una gran faena con la muleta. Tanto es así que el maestro recibió un aviso al pasarse del tiempo de la lidia. El torero tuvo enfrente a un rival falto de fuerzas y que no embestía pero el matador se sobrepuso sacándole buenos pases por la derecha. Al entrar a matar, el torero valenciano logró una estocada contraria con la que el toro cayó al ruedo. El presidente le concedió una oreja aunque el público pidió la segunda que, finalmente, no le fue concedida al diestro de Chivas.

Miguel Ángel Perera dio muerte al quinto de la tardenoche. Un toro de color negro bragado y 525 kilos que respondía al nombre de 'Afectuoso'. El morlaco, de principio, salió con más hechuras que el resto lo que permitió que Perera pudiese hacerle algunos pases con el capote. Ya con la muleta, el diestro de Badajoz hizo una buena serie de gaoneras por detrás antes de ser picado el morlaco. Ya con la muleta, el maestro se lució con buenas faenas por la derecha cuajadas con pases de pecho. Perera llevó a su res por debajo, enseñándole en todo momento la muleta y pausando la faena, siempre dándole tiempo al toro para que se recuperase. Levantó, sin duda, los aplausos y vítores de la tarde con sus dos últimas tanndas. Al entrar a matar, el torero logró una estocada completa que le sirvió para obtener otras dos orejas. El público pidió el rabo pero el presidente no se lo concedió.

El último, de nombre 'Casa Larga' y 530 kilos, fue lidiado por Talavante. El pacense estuvo muy voluntarioso, buscando salir por la Puerta Grande como sus compañeros. Talavante levantó los aplausos del público en varias tandas que le hizo al toro con buenos remates de pecho y manoletinas. Con la espada, Talavante volvió a fallar. Obtuvo una oreja tras conseguir una buena estocada a la segunda.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios