Piden 23 años para el joven acusado de pegar y violar a su novia embarazada

  • La mujer estaba retenida en su vivienda y el agresor no la dejaba comunicarse

Comentarios 0

El Ministerio fiscal y la acusación particular elevaron ayer de 17 años y ocho meses a 23 años y siete meses su petición de prisión para F. J. M. M., un joven de 20 años vecino de la capital almeriense acusado de maltratar reiteradamente, amenazar de muerte, insultar, agredir sexualmente y encerrar en el domicilio que ambos compartían en Almería a su novia, P. C. F., embarazada en el momento en el que comenzaron las agresiones.

La Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Almería acogió ayer la exposición de las conclusiones definitivas en las que el Ministerio Público y la letrada de la acusación particular reclamaron una sentencia condenatoria al considerar suficientemente acreditado que P. C. F., que contaba con 16 años cuando comenzó en 2005 su relación con el procesado fue víctima constante de malos tratos, agresiones físicas, insultos y amenazas por parte del imputado que ejercía sobre ella "un absoluto control y dominación", que impidió que la denunciante abandonara la relación. Por estos hechos el fiscal y la acusación particular imputaron al acusado un delito de violencia sobre la mujer en el ámbito doméstico, dos delitos de amenazas, cinco de lesiones, uno de agresión sexual así como otro de detención ilegal solicitando además de la pena de prisión, la prohibición de acercarse a la joven y al hijo de ambos durante 20 años.

La defensa, por su parte, pidió la absolución de todos los cargos salvo un delito de lesiones por "la única agresión" que su representado reconoció que tuvo lugar en enero de 2007, una época en la que según la declaración del joven ante sala, "se fumaba hasta 50 porros al día".

En sus calificaciones finales, la abogada de F. J. M. M. pidió además la aplicación de la atenuante de reparación del daño, al haber consignado una suma de 3.000 euros por la responsabilidad civil y la eximente incompleta de consumo de estupefacientes por lo que solicitó una pena de trabajos a beneficio de la comunidad.

A su juicio, las acusaciones de P. C. F., se han ido "agravando en el tiempo" de manera que se han añadido delitos a los que "no se les ha puesto fecha" por lo que el joven podía haber sido menor de edad cuando los cometió.

Los hechos juzgados se remontan a finales de 2005 cuando, según la víctima, se quedó embarazada pocos meses después de iniciar la relación con el acusado que estaba en libertad vigilada por una condena por malos tratos contra su ex-pareja.

más noticias de ALMERIA Ir a la sección Almeria »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios