Piedras Redondas estrena acceso desde la 340 y se despide del badén

  • El cajón para encauzar Rambla Iniesta se encuentra al 10% de su conclusión, por lo que se espera que para el verano el tráfico de la zona ya pueda ser desviado

El barrio de Piedras Redondas comienza a ver cómo se hacen realidad las mejoras anunciadas con las obras del desdoblamiento de la Nacional 340, que se han reflejado ya en la desaparición del badén que le servía de entrada.

No quedará en ningún momento sin acceso durante los trabajos que restan, según explican los responsables municipales, después de que se habilitara una entrada provisional, en la zona en la que en el futuro se situará la cuarta glorieta prevista en el proyecto global. Asimismo, la rotonda provisional permite seguir con la ejecución de la que supondrá una nueva entrada para la ciudad con acceso a la autovía y el área metropolitana.

Sólo quede un 10% de obra para concluir la ejecución del cajón que permitirá el encauzamiento de Rambla Iniesta, según las previsiones de los técnicos municipales y la empresa concesionaria, Tejera. Así, las obras se limitan en la ciudad en la zona baja del desdoblamiento, colindante a lo que fue la empresa autobuses de Ramón del Pino.

El encauzamiento se inicia unos 250 metros por encima de la zona del cementerio de San José, donde en el futuro se prevé la construcción de una glorieta. Ello permitirá, por una parte, albergar los dos viales de bajada y, por otra, la creación de una zona urbanizada con aparcamientos.

Los servicios internos afectados de la zona ya están terminados y en buena parte del trazado sólo queda pendiente terminar la urbanización con el asfaltado, después de que se ha iniciado la colocación de los bordillos.

El concejal de Urbanismo, Juan Megino, descarta por otra parte que el Ayuntamiento de la capital vaya a intervenir en la unificación de las fachadas de las viviendas de la zona y descartó que se vaya a obligar a tirar ningún garaje, "porque ninguno se encuentra en dominio público, como demuestran las aceras".

Una vez que concluyan dichas obras, el doble sentido del tráfico se desviará por encima de la canalización, para poder iniciar la intervención en la antigua carretera, que aún alberga la circulación.

Las obras han recuperado los plazos iniciales previstos, según destaca el edil de Urbanismo, Juan Megino, después de los retrasos que se produjeron por el desahucio forzoso de El Andaluz.

Por otra parte, el edil también ha pedido perdón a los residentes en la zona por las incomodidades que pueden derivarse de la ejecución de las obras.

En cuanto a la superficie de la zona, dos técnicos municipales están dedicados para asesorar a las empresas interesadas en participar en el concurso de ideas que ha sido convocado. Con todo, según destaca el concejal responsable del área, existe "una demanda extraordinaria de información", tanto de empresas nacionales, incluidas de Almería, como internacionales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios