El Poniente tendrá una sede para tratar a niños autistas

  • Mañana abre sus puertas en el Centro Social de Las Cabañuelas

La entidad sin animo de lucro Autismo de Almería, que trabaja para la mejora de la calidad de las personas con austismo y sus familias en la provincia, abrirá mañana una subsede en Vícar, la primera con que contará fuera de la capital almeriense, y en la que atenderá a las familias de personas con trastornos de espectro autista de toda la comarca del Poniente.

Para la apertura de esta subsede la asociación Autismo de Almería cuenta con la colaboración del Ayuntamiento de Vícar, que le ha cedido un espacio en las dependencias del Centro Social de Las Cabañuelas, además de que disponer también del apoyo del área municipal de Servicios Sociales y Familia. Para el alcalde de Vícar, Antonio Bonilla, "esta colaboración municipal se enmarca en la especial sensibilidad de este Equipo de Gobierno para con los colectivos que necesitan una atención especial".

El servicio que se pretende ofrecer es el de Gabinete Psicopedagógico, diseñado para personas que padecen trastornos de espectro autista, y que desarrollará sus actividades en sesiones individuales con cada niño, dos días a la semana, de lunes a viernes de 16 a 20 horas. Para ello se cuenta con una sicóloga que un principio iniciará su trabajo con cinco niños. Los beneficiarios serán familias tanto de Vícar como de otras localidades próximas como Roquetas de Mar, El Ejido, La Mojonera, Adra o Berja. "Hay que tener en cuenta que la epidemiología de los Trastornos de Espectro Autista (TEA) es de una caso entre 150 niños, así como la existencia de gran cantidad de casos y diagnosticados con TEA en la zona del Poniente, Vícar es que por su relevancia y localización estratégica, la localidad más adecuada para situar la subsede", según se ha destacado desde la asociación.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios