Pruebas diagnósticas al centenario ficus del Paseo para evaluar su salud

  • El emblemático árbol de 18 metros de altura se somete el lunes a una tomografía con la que descartar los riesgos de caída

El ficus del Paseo fue plantado a finales del siglo XIX. El ficus del Paseo fue plantado a finales del siglo XIX.

El ficus del Paseo fue plantado a finales del siglo XIX.

El Ayuntamiento de Almería, a través del Área del Servicios Municipales y de la empresa concesionaria del servicio de Parques y Jardines, Cespa, va a proceder el próximo lunes al vaciado de la tierra de la jardinera de la base del centenario ficus del Paseo de Almería para realizar posteriormente una tomografía y evaluar su estado, operación que se enmarca "en la habituales inspecciones que se llevan a cabo sobre el arbolado de la ciudad", destaca el concejal de Servicios Municipales, Juanjo Alonso.

El ficus del Paseo fue plantado a finales del siglo XIX dentro de un plan de ajardinamiento del Parque Nicolás Salmerón y su frondosidad y verticalidad, hasta alcanzar los 18 metros de altura, le han convertido en una seña de identidad de la ciudad.

Ya en noviembre de 2013, Cespa realizó un informe de valoración de riesgo y testificación del singular ejemplar que aconsejó una poda de aclareo dirigida con más intensidad en el eje Norte-Sur, que se realizó un domingo de 2014, retirándose más 6.500 kilos de restos de poda.

Tres años después, en noviembre de 2016, se volvió a actualizar el informe realizado, no detectándose variaciones significativas en su estado, pero se aconsejaba realizar una tomografía del cuello de la raíz para detectar posibles incidencias debido a la realización de la jardinera que existe en su base en la última remodelación del Paseo de Almería, que es lo que se va a realizar ahora.

El concejal de Servicios Municipales, Juanjo Alonso, afirma que el estudio que se va a realizar en el ficus "formar parte de la habitual inspección que la empresa concesionaria viene realizando de la masa arbórea de la ciudad, cuya población se ha incrementado en la ciudad en torno a un 56 por ciento en los últimos doce años".

Son más de 46.000 ejemplares, y, dentro de las tareas habituales, se encuentra la inspección de su estado de salud. En lo que va de año, el Ayuntamiento ha tenido que retirar de distintos puntos de la ciudad casi medio centenar de árboles de gran porte -con más de ocho metros de altura- que, afectados por hongos, su diagnóstico hacia inviable la aplicación de tratamientos de cura, optando el área de Servicios Municipales por su talado ante el posible riesgo de caída.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios