Rebajan de nueve a seis años la pena por encerrar a una anciana en un trastero

  • La víctima fue liberada, después de meses sin salir a la calle, con graves trastornos

El Tribunal Supremo ha rebajado de nueve a seis años de prisión la condena impuesta a una mujer, de 57 años y vecina de Fiñana, que mantuvo casi un año, confinada bajo llave en el trastero de un cortijo, a anciana de 80 años aquejada de demencia senil. La anciana, tras ser liberada, precisó hospitalización durante doce días debido al grave deterioro que el trato sufrido ocasionó en su salud. La sentencia, recogida por Europa Press, estima parcialmente el recurso de casación interpuesto por la defensa contra el fallo de la Audiencia Provincial que le imponía cinco años de prisión por un delito de detención ilegal y 24 meses por un delito contra la integridad moral, al que añadía la agravante de abuso de superioridad.

El Alto Tribunal no aprecia, sin embargo, la concurrencia de la citada circunstancia modificativa al considerar que en la relación entre la anciana y su carcelera no medió "un especial aprovechamiento de las condiciones de la víctima" para la comisión de los hechos más allá de la "inherente este tipo de delitos".

El fallo mantiene la condena al pago de 60.000 euros por los daños morales ocasionados, además de otros 310 euros por los días que precisó la curación de la secuelas del confinamiento.

Según se recoge, la procesada, a la que se atribuye un "total desprecio de la dignidad humana" en sus actos, mantuvo confinada a la anciana en un pequeño habitáculo, sin luz y ventilación y destinado a guardar aperos de labranza, en un cortijo ubicado en la barriada ejidense de Pampanico desde septiembre de 2004 y diciembre de 2005.

La víctima, a la que impedía salir al exterior y relacionarse con otras personas, sufrió además "graves padecimientos físicos y psíquicos" debido al trato vejatorio dispensado por la mujer, que derivó en un "severo deterioro" de su estado físico.

La Audiencia Provincial consideró probado en su sentencia que la condenada "humilló y envileció" a la anciana, a la que, a pesar de la diferencia de edad y estado de salud, empujaba y golpeaba para que la obedeciese y en la que generó "sentimientos de angustia, miedo e inferioridad".

A la víctima, una vez trasladada hasta el Hospital de Poniente , en el municipio de El Ejido, se le diagnosticó deshidratación, anemia, conjuntivitis bacteriana y diversos arañazos, además de un deterioro cognitivo grave debido a su incomunicación con el entorno social.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios