Reclaman al alcalde 3.000 euros por injurias a un empleado público

  • Cristóbal Fernández acudió ayer al juicio oral en Vera y negó todas las acusaciones

El alcalde de Carboneras, Cristóbal Fernández, compareció ayer en juicio oral por presuntas injurias y atentado contra el honor de un funcionario, después de que en diciembre de 2006 el Gobierno le indultara bajo la condición de no cometer delito alguno en el plazo de dos años. Fuentes cercanas al caso han informado a Efe de que el regidor ha negado ante el Juzgado de Instrucción 2 de Vera los hechos por los que la acusación de Antonio Belmonte, empleado público del Ayuntamiento y militante de IU, le reclama 3.000 euros en concepto de indemnización y una rectificación de sus palabras. Los hechos enjuiciados se remontan a enero de 2005, cuando Fernández realizó supuestamente ataques contra el denunciante ante los medios.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios