Recogimiento y hermosura en la conversación de Almería con su Patrona

  • El sacerdote Miguel José Esteban Jérez ha sido el elegido para pregonar la festividad religiosa de la Virgen del Mar

A un día del comienzo oficial de la Feria de Almería, la ciudad ha rendido ya el primero de los numerosos homenajes que durante los próximos días ofrecerá a su Patrona, la Santísima Virgen del Mar.

El pregón que ofreció anoche en su basílica Miguel José Esteban Jérez, párroco de Oria y Chirivel, dio el pistoletazo a los actos religiosos que centran históricamente la Feria de Almería.

En él el pregonero, con solemnidad y mucho cariño hacia la Virgen, destacó los valores religiosos de la fiesta y agradeció la protección hacia la ciudad de esta imagen y el templo que la acoge, a los que comparó con todos los pasajes de la Biblia y con todos los hechos sobre los que se fundamenta la fe cristiana.

Esteban Jérez agradeció emocionado su elección como pregonero de la fiesta religiosa, en un año que el Papa Benedicto XVI ha querido dedicarlo a todos los sacerdotes, petición que acogió con compromiso y responsabilidad.

Un Ave María muy especial y dedicado en cada una de sus palabras y frases a la Santísima Virgen del Mar, centró el mensaje de este párroco del cual, su presentador, el pregonero del pasado año, el Catedrático de Psicología de la Universidad de Almería, Nazario Yuste Rossell, habló de su faceta de ingeniero matemático, comparándolo esta ciencia con el mismo Dios, es sus facetas enigmática, misteriosa, a la para que exacta y rigurosa.

Un profesor al que Yuste Rossel agradece profundamente el día en que decidió entrar en el seminario y dedicar su vida al sacerdocio, a la comunidad y a todos los almerienses, puesto que desde ese momento se acabaron para él todo individualismo, y que ayer vio recompensado su esfuerzo y dedicación siendo el elegido de transmitir a la Virgen del Mar todo el amor y la devoción que procesan por ella todos los almerienses.

Ni siquiera el calor quiso perderse durante la noche de ayer la oración que toda Almería imploró a su madre y que quedará cobijada para siempre en los fornidos muros de la casa que la guardan para siempre.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios