Recórd de viajeros en el Puerto en el Paso del Estrecho

  • Un 20% más de tránsito en la Operación Paso del Estrecho con respecto al 2016

  • Las semanas fuertes ya han pasado, ahora queda el retorno

Ni el calor ni la situación geográfica de la provincia han sido un impedimento para el gran flujo de inmigrantes que, procedentes de un sinfín de ciudades europeas, desean volver a sus orígenes por vacaciones y han elegido el puerto de Almería para darles el último impulso para llegar a sus países de origen al Norte de África donde al fin les espera su casa natal. La Operación Paso del Estrecho (OPE) bate récord de viajeros con un total de 314.049 de usuarios registrados hasta ahora, en comparación con el año anterior supone un incremento de casi un 20%. La OPE comenzó el 15 de junio y finaliza el 15 de septiembre pero esta semana ha disminuido mucho la afluencia de personas que eligen nuestro puerto para viajar a sus países para sus días de descanso. En relación a los vehículos que han pasado por el puerto, también hemos superado los pasados años y hasta la fecha han atravesado la frontera más de 66.0000 coches, lo que se traduce en un 28% más con respecto a 2016.

La principal causa de este notable ascenso es que se ha duplicado la oferta naviera, tanto en capacidad como en rotaciones. También se ha incorporado una nueva compañía, Balearia, que conecta la capital con Nador y posibilita salidas diarias. En el puerto hay líneas con Melilla, Gazahouet, Nador y Oran, en total se producen unas 71 salidas semanales con capacidad para 87.000 personas y 21.000 vehículos. Para afrontar mejor la OPE han reforzados los efectivos de policía portuaria y han agilizado los embarques con el objetivo de reducir los tiempos de espera de los ciudadanos porque muchos llegan de largos viajes en coche y están muy cansados. También lo hacen para evitar estampas de años anteriores donde los pasajeros han tenido que esperar durante horas y de pie al ferry. Como cada año en la OPE miles de ciudadanos viajan desde múltiples países europeos donde están trabajando o viviendo y se van a pasar sus vacaciones de verano en compañía de sus familiares. La primera fase ya ha terminado, ahora toca acoger el retorno de las personas que llegan de África y vuelven a irse a las ciudades donde residen. Debido al descenso de pasajeros, el viernes cerraron las asistencias en el puerto de Protección Civil, de la enfermera del Servicio Andaluz de Salud (SAS) y toda la ayuda que presta Cruz Roja que es tanto de apoyo sanitario como social.

En el puerto almeriense los viajeros descansan y cogen fuerzas para el largo viaje que les espera. Poseen unas zonas de reposo en la calle que están techadas y donde disponen de fuentes potables donde se pueden refrescar. Además hay baños con duchas, un supermercado, un restaurante, un bar y un espacio de espera climatizado con wifi, sillas y acceso a las distintas operadoras y agencias de viajes, donde además pueden acceder al punto de información para informarse de cualquier tema relativo a sus billetes, ya sean retrasos, averías o cancelaciones. También están las instalaciones complementarias de Cruz Roja, Protección Civil y SAS, donde pueden pedir cualquier tipo de ayuda médica o resolver un problema social. Una guardería infantil climatizada con juguetes y agua para que los niños puedan pasar un rato agradable mientras esperan. Todos resaltan la gran labor que realizan desde Protección Civil, hay dos personas; un intérprete que habla perfectamente árabe y francés y una asistenta social que ayuda con c on cualquier problema a los viajeros, ya sea robos, rotura de vehículos, billetes, etc. Son un apoyo fundamental.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios