Rumí sigue en Inmigración y no ha decidido aún si dejará de ser diputada

  • El nuevo ministro Celestino Corbacho anunció ayer que mantendrá a la almeriense

La almeriense Consuelo Rumí, secretaria de Estado de Inmigración y Emigración durante la pasada legislatura, se mantendrá al frente de estas políticas en el departamento que dirige el nuevo ministro Celestino Corbacho, según informaron ayer fuentes del ministerio. El nombramiento se produce después de mantener una reunión con Corbacho, quien mostró ayer su respaldo a las políticas llevadas a cabo por el equipo de Jesús Caldera en materia de Extranjería.

Nacida en Almería el 31 de octubre de 1957, fue elegida diputada al Congreso por esta provincia en las pasadas elecciones generales. Entonces, renunció a su acta de diputada y la cedió al siguiente de la lista de los socialistas, Carmelo López. En esta ocasión, según fuentes del PSOE de Almería, aún no se ha decidido se va a seguir compaginando el escaño de diputada con su trabajo en políticas de inmigración o si por el contrario tendrá que dejar su acta que caería en manos de Ana Cano, actual diputada provincial de Bienestar Social

Rumí lleva al frente de las políticas de Inmigración desde 2004, participando en el proceso de regulación impulsado por Caldera, en el que obtuvieron papeles cerca de medio millón de inmigrantes. Desde este puesto de responsabilidad también desarrolló el plan estratégico de ciudadanía e integración y un fondo para la integración y refuerzo educativo de este colectivo para comunidades autónomas y ayuntamientos. Durante su etapa en este departamento ministerial, Rumí logró un pacto en materia de inmigración con los sindicatos y la patronal.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios