San Benito, 10 años de ejemplo en inculcar valores y convivencia

  • Ubicada en la sede de la capitalidad del pueblo, es un colectivo con el que el Consistorio colabora íntimamente ya que para Bonilla, "tanto viene haciendo para realzar la Villa"

Vícar es un buen ejemplo en el Poniente de que la unión y los lazos del sentir de un pueblo pueden ayudar no sólo al desarrollo y crecimiento de una localidad, sino al aprendizaje en valores como la tolerancia, el respeto y la convivencia entre distintas generaciones. Y buena parte de ese logro lo ha conseguido paso a paso y durante más de 10 años la Asociación de Vecinos San Benito.

Ubicada en la Villa de Vícar, sede de la capitalidad del municipio, este núcleo en el que apenas viven más de 100 vecinos ha demostrado que la constancia y el esfuerzo dilatado en el tiempo puede conseguir casi cualquier cosa que se proponga. Como recuerda su actual presidente y uno de los fundadores del colectivo allá por el año 1999, Miguel Romera, "Villa de Vícar es el núcleo más pequeño y los vecinos siempre se quejaban de que todas las actividades se realizaban en otras zonas del pueblo, así que lo tuvimos claro y decidimos crear una asociación". Aunque reconoce que el camino, sobre todo al principio, no fue nada fácil. "Los primeros ocho años prácticamente sólo nos hacíamos eco de las reivindicaciones. Alquitranar la carretera que llega a la Villa desde la autovía, la reforma del Polideportivo, el arreglo de la iglesia, la mejora del consultorio, el adoquinado de las calles para inspirar un aire más típico o la piscina que se inaugurará en breve", son algunos de los proyectos alcanzados gracias a este colectivo, según recuerda su presidente.

Eso sí, el apoyo ofrecido por el Ayuntamiento vicario durante todo este tiempo ha sido pieza clave para lograr los objetivos de los vecinos. "El Ayuntamiento de Vícar siempre ha estado dispuesto desde su gobierno a prestar la máxima colaboración con los miembros de este colectivo vecinal, que tanto viene haciendo para realzar la Villa", expresa el alcalde del municipio, Antonio Bonilla. Como añade el primer edil, "siempre nos hemos sumado brindándole apoyo logístico para cuantas celebraciones han llevado a cabo". Y es que sin duda sus tradicionales fiestas y encuentros son a día de hoy, la principal tarjeta de presentación de la asociación.

El senderismo es una de las actividades que más tiempo llevan practicando los vecinos. "La ruta hacia Félix es la más tradicional ya que se nos ocurrió recordar de esta forma el recorrido que los mayores hacían hace muchos años con los mulos cargados", señala Romera. Ahora, padres e hijos, abuelos y nietos hacen juntos este recorrido para convivir entre generaciones al mismo tiempo que practican algo de ejercicio. Nochevieja es otra de las citas obligadas en la Plaza El Barranquillo de la Villa de Vícar. "Pensamos en celebrarla porque en este núcleo vive sobre todo gente mayor y esa noche no hacían nada, se quedaban en sus casas. Pero desde hace unos años pueden disfrutar del baile y de un rato divertido en compañía", aclara el presidente de la Asociación San Benito.

La tradicional matanza que se lleva a cabo en el mes de diciembre es sin duda una de las citas más esperadas por los vecinos no sólo del núcleo, sino de todo el municipio. De hecho, de esta celebración, los vecinos aprovechan además las morcillas para guardarlas para otro de los eventos que realizan todos los años, y que precisamente tendrá lugar hoy desde la plaza de la Villa. "Con ella hacemos el potaje de nabos en el Día de Andalucía, y además celebramos los carnavales con actuaciones de nuestro grupo infantil y adulto 'El Cuerno de la Abundancia' así como con otras agrupaciones que nos acompañan desde hace unos años desde distintos puntos de la provincia", concreta Romera.

Para financiar todas las actividades los vecinos realizan un bingo popular cada verano donde disfrutan también al mismo tiempo del intercambio de experiencias y vivencias con el resto de sus convecinos.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios