El pueblo celebra San Blas con procesión al Patrón y recogida de alimentos para Cáritas

  • Los vecinos salen a la calle para colaborar en la campaña 'Mil kilos de esperanzas, mil ilusiones'

El municipio de Sierro, una pequeña localidad enclavada en el Alto Almanzora, en plena Sierra de Los Filabres, celebraba esta semana por todo lo alto el día de San Blas. Un fiesta con mucho arraigo en la localidad.

Tal y como indica la tradición, cada 3 de febrero, los vecinos se echan a la calle para celebrar la procesión del Patrón.

Cerca de las doce y media y tras la celebración de la Santa Misa, la imagen de San Blas a hombros de sus fieles iniciaba el recorrido por las principales calles del pueblo. La Asociación Musical Los Serranos, acompaña al Santo que partía de la Parroquia San Sebastián, ubicada en la intersección de las calles Castillo y Juan Alonso.

Minutos antes, el propio alcalde de la localidad Juan Rubio, fue el encargado de repartir las roscas de pan a los fieles y es que San Blas es otro de los santos que bendicen el pan. Muestra de ello son las roscas colocadas en el trono.

La banda sigue tocando y los vecinos en columnas improvisadas caminan detrás de él. Es una fiesta de recogimiento y de mucha raigambre popular. Muchos de los niños también hacen sus primeros pinitos con la música, "para que las tradiciones no se pierdan", nos sugiere uno de los presentes.

Este año San Blas fue un poco más allá, y la oportunidad sirvió para recoger alimentos que serán entregados a Cáritas. La iniciativa surgió del propio Ayuntamiento y de la Parroquia San Sebastián bajo el eslogan 'Mil kilos de esperanzas, mil ilusiones'. El objetivo se ha cumplido y los alimentos llegarán a quienes más lo necesitan.

Sierro ha celebrado su fiesta de San Blas, y este año ha venido con varios panes bajo el brazo.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios