Soler apoya el paro agrario de un mes para mejorar la producción

  • El nuevo consejero de Agricultura y Pesca se reúne por primera vez con el sector agrícola desde su nombramiento · Se compromete a transmitir al Ministerio de Hacienda la demandada rebaja fiscal

A las 9:30 horas, el consejero de Agricultura y Pesca de la Junta de Andalucía, Martín Soler, mantenía su primer encuentro de trabajo con el sector agrícola desde su designación. "En esta legislatura debe predominar la gestión, así como oferto mi compromiso y lealtad al sector", afirmaba Soler en su primera intervención.

Después del encuentro, y ante los medios, Soler anunciaba ayer la firma de un convenio entre la Interprofesional de Frutas y Hortalizas de Andalucía (Hortyfruta), el Instituto de Investigación y Formación Agraria y Pesquera (Ifapa) y la Universidad de Almería para analizar la viabilidad de implantar un parón de un mes en la producción entre las campañas agrícolas de verano y otoño. El agricultor podría acogerse a esta medida de forma voluntaria, con el fin de mejorar la producción por hectárea y reducir el coste de los insumos con la ruptura del ciclo vital de la mosca blanca, una de las plagas más resistentes que ataca a los cultivos bajo plástico.

La iniciativa, que ha generado un debate interesante y único entre los asistentes según Soler, se recogerá en un convenio en el que Hortyfruta tendrá una participación testimonial, mientras que los investigadores del Ifapa y del Campus de La Cañada serán los protagonistas, que desarrollarán su trabajo en fincas experimentales habilitadas.

Durante la reunión, en la que ha predominado el consenso, el sector de las frutas y hortalizas ha transmitido al consejero sus principales preocupaciones. Según las palabras de Martín Soler, una de las cuestiones debatidas ha sido el diferencial de precios con el consiguiente aumento de los costes de producción. En este sentido ha apuntado que la iniciativa de Coag de no producir durante un año, es simplemente una forma de quejarse ante el panorama actual, ya que sería inviable, "el sector debe ofrecer garantías de calidad y la producción durante todo el año, para mantener los clientes". En esta línea la Consejería trabajará para controlar los costes.

La rebaja fiscal ha sido otra de las claves del encuentro. Soler se ha comprometido a demostrar al Ministerio de Agricultura las dificultades del campo almeriense y transmitir al Ministerio de Hacienda la necesidad de un rebaja de la presión fiscal a los agricultores que sea permanente a través de la adaptación de los módulos a los tiempos nuevos.

Soler garantizaba también el mantenimiento de las ayudas al control biológico y la lucha integrada, aunque con un presupuesto similar al de 2007. La Junta de Andalucía estudiará el impacto económico ante el auge de la implantación de estas técnicas y ante el incremento de la inversión, que se ha triplicado. Asimismo, Soler abogaba por la voluntad de unión de las alhóndigas y los agricultores para la mejora de la comercialización.

Respecto al demandado Decreto de Tipificación, el consejero anunciaba que el Consejo de Gobierno aprobará en breve el documento, sobre el cual se ha venido trabajando para su conclusión desde el pasado lunes, "queda pendiente una reunión y perfilar un anexo".

"Almería es la provincia que tiene más renta agraria per cápita de Andalucía, sin embargo, recibe pocas ayudas directas para los agricultores, pero sí más ayudas estructurales para la modernización". Almería ha desarrollado este modelo que es una garantía y la pauta que seguirá la Consejería, como sentenciaba Soler.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios