Tribunales

Solicitan nueve años de prisión para el acusado de disparar a un hombre en el barranco Caballar

  • Alcanzó a la vícitma en la zona cervical izquierda y le causó lesiones de diversa consideración.

Comentarios 0

El fiscal ha solicitado nueve años de prisión para J.V.R., un guarda de 35 años acusado de disparar con una escopeta de caza en una cortijada ubicada en el barranco Caballar de Almería a un joven identificado como F.C.G., a quien alcanzó en la zona cervical izquierda y causó lesiones de diversa consideración.

J.V.R. se enfrenta, además de a la imputación de homicidio en grado de tentativa, a nueve meses de prisión por un presunto delito de tenencia ilícita de armas pese a que la víctima no compareció hoy en la vista oral fijada en la Sección Tercera de la Audiencia Nacional, que decidió aplazar por segunda vez el acto de juicio al próximo 14 de mayo tras más de una hora y media de demora en espera del letrado que ejerce la acusación particular.

La sala presidida por la magistrada Társila Martínez acordó imponer una multa a F.C.G. por desobediencia y dio orden a la Policía Nacional para que escolte detenido al joven, que según precisaron fuentes judiciales a Europa Press pertenece al clan de etnia gitana conocido como 'Los Curros' y residente en el barrio capitalino de El Quemadero. 

Los hechos se remontan al 19 de mayo de 2003 en una cortijada-cueva en en la que el presunto agresor trabajaba como guarda y a la que F.C.G. se dirigió aquel día para mantener una discusión que derivó en un forcejeo y en el posterior disparo del arma de caza, cargada con un único cartucho pese a que la Policía Nacional en la inspección ocular halló en las paredes hasta dos marcas de postas pero no los balines.

Mientras que la defensa de J.V.R. considera que las lesiones sufridas por la víctima se debieron a una causa fortuita, por la que solicita la libre absolución de su patrocinado, el Ministerio Público interpreta su conducta como constitutiva de homicidio en grado de tentativa contra F.C.G., quien tras ser ingresado en el complejo hospitalario de Torrecárdenas de la capital facilitó las señas de un hermano de 16 años para ocultar su identidad ya que se encontraba en busca y captura.

Al parecer, y según la versión del procesado durante la primera sesión de la vista oral celebrada el pasado día 15, la víctima habría sido vista días antes subiéndose a una furgoneta cuyos ocupantes perpetraron un robo en un almacén anexo a la cortijada-cueva donde se guardaba material electrógeno.

Según manifestaron a un hermano del acusado varios testigos que se encontraban cazando en un coto cercano, F.C.G. formaba parte de la banda que perpetró el atraco, por lo que éste habría amenazado previamente al procesado al enterarse de que había sido identificado.

El día de los hechos la víctima se personó en la cortijada, se encaró con J.V.R. y mantuvo un forcejeo durante el cual quedó al descubierto la escopeta, que se encontraba en envuelta en una manta. Por temor, siempre según su versión, la cogió en plena discusión y ésta se disparó, rozando a la víctima en el cuello.

El presunto agresor dio aviso a continuación a la Policía Nacional, que procedió a su detención mientras que el Juzgado de Instrucción decretaba el ingreso en prisión preventiva para ordenar, dos meses después, su salida en libertad condicional.

El Ministerio fiscal solicita, asimismo, una indemnización de 600 euros por las heridas causadas y otros 6.000 euros por las secuelas, cuantías que duplica la acusación particular en su escrito de calificación provisional. 

más noticias de ALMERIA Ir a la sección Almeria »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios