Solidaridad y apoyo entre todos los vecinos del barrio

  • Desde el primer momento se desplazaron equipos de ayuda a las familias afectadas

El de ayer fue un buen susto. Algunos coincidían en que estaban vivos "porque Dios quiso", porque los daños materiales son de tal calibre que parecía hasta un atentado terrorista. "Si esto ocurre a las cinco de la tarde seguro que hay alguna desgracia que, en estos momentos estaríamos lamentando", indicó uno de los vecinos.

Hubo lágrimas, nervios e incluso una persona trasladada al centro de salud para calmar su ansiedad. Sin embargo, el apoyo y la solidaridad de los vecinos del barrio, todos unidos y en cierta medida contentos porque todos estaban físicamente bien, ocultó la tristeza del día. "Físicamente estamos todos bien, a nadie le ha pasado nada y eso es lo que ahora tenemos que agradecer y recordar", apuntó una vecina. La solidaridad entre los vecinos se hizo patente. Se ayudaron entre ellos y lo más escuchado durante todo el día era "para lo que sea necesario, sabes que estoy a tu disposición".

La concejal de los asuntos de Aguadulce, Francisca Toresano, también acudió al lugar de los hechos para mostrar su solidaridad con la afectada. "En primer lugar como vecina de Aguadulce y además como compañera de trabajo en el ayuntamiento he venido para brindarle mi ayuda en todo lo que pueda. Tengo un doble motivo para apoyarla y he venido de inmediato. Todo el mundo está ileso y es lo más importante. Ha venido Policía Local, Bomberos, y hay que agradecer la prontitud con lo que han acudido todos", afirmaba tras ver el estado de lo que hasta ayer era una confortable vivienda familiar.

Afortunadamente, todo quedó en un susto y en graves daños materiales. Pero muchos tenían también la mente puesta en otros menesteres. Y es que ahora llega el momento de las causas concretas, de los seguros, las posibles culpas, los arreglos y la vuelta a la normalidad.

Inicialmente se barajó que la explosión se hubiera producido en la bombona de la cocina del patio, así como que una chispa al encender el marido la maquinilla eléctrica para afeitarse hubiera producido la deflagración. No obstante, luego se determinó la explosión de gas como la causa probable.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios