Suben las temperaturas, aunque habrá alerta amarilla por viento

  • En Bacares, han llegado hasta los -12º provocando que se hielen las tuberías de las casas

El frío en la provincia se convirtió este fin de semana en el protagonista de las mayores situaciones de los almerienses. Aunque se mantendrá el frío, las temperaturas ascienden y habrá alerta amarilla por viente.

Como consecuencia de las precipitaciones, la circulación fue complicada ayer en la carretera AL-4404 a su paso por Aulago (Almería).

Bacares se convirtió en la noche del sábado en uno de los rincones más fríos de la provincia almeriense. Los vecinos del municipio registraron en sus termómetros hasta 12 grados bajo cero. La situación se complicó en este pueblo porque muchas casas se han quedado sin agua al helarse las tuberás y, muchas de ellas, llevan tres días sin agua. Este problema ha provocado que mucha gente tenga que ir, como antiguamente, a la fuente de San Juan a por agua para hacer la comida y ducharse. Según algunos de los vecinos, estos 12 grados bajo cero no se recuerdan desde hace 20 años.

La comarca de Los Vélez ha sido en esta ola de frío una de las que menos temperatura ha registrado junto a otros pueblos del Almanzora.

Por otro lado, en la capital y Poniente, las temperaturas eran más agradables, aunque el viento conseguía que la sensación de frío no desapareciera. A partir de mañana, los termómetros contarán con más grados.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios