Termina un exitoso año de Knowmad cocina, un taller de valores, emociones y actitudes

  • Los cursos para mujeres y niños, novedad este año, se despiden con buen sabor de boca y ganas de repetir

Durante los últimos seis meses un grupo de mujeres, y también de niños, han adquirido no sólo hábitos alimentarios saludables, sino que han aprendido a realizar recetas. Todo ello aderezado mediante un trabajo de inteligencia emocional impulsado por Fernando Rufata, monitor de estos cursos. Y es que estos talleres de Knowmad Cocina han tenido como objetivo dotar a las alumnas de herramientas que les permitan mejorar en su vida personal, usando la cocina como vehículo para aprender a desarrollar capacidades de mejora desde la realización de tareas culinarias.

Los talleres para niños y adultos, que han sido todo un éxito y novedad en la programación de los talleres del Centro de la Mujer y del área de Juventud del Ayuntamiento, comenzaron en noviembre y se clausuraron la pasada semana con una fiesta final de curso.

Los pequeños que este año se han colgado el delantal han sido 50. Todos ellos han asistido a su última clase en la que llevaron a cabo una merienda en la que han prepararon diferentes dulces y granizados. Con una jornada de convivencia, y siempre entre fogones, ha concluido también el taller de cocina emocional para mujeres. Una actividad a la que han asistido 22 mujeres del municipio.

Desde la dirección de estos talleres han asegurado que los alumnos se han superado cada día y han aprendido infinidad de recetas que podrán en práctica en sus casas. En el caso de los pequeños se han enfrentado a confecciones tan curiosas como magdalenas de brocoli, el conocido hummus (crema de garbanzos), la quinoa, piruletas de calabacín, politos de Zanahoria o natillas con Frutas.

La concejal de Mujer y Juventud, Belén Martínez, ha declarado que desde el Ayuntamiento están muy contentos con la celebración de estos talleres. "Fue una apuesta que hemos incorporado a nuestra oferta este curso y ha tenido una muy buena acogida entre los usuarios. De hecho, en el caso del de mujeres nos vimos obligados a formar dos grupos".

Del mismo modo, ha recordado que alo largo de estos meses todos los participantes "han tenido la oportunidad de aprender sobre cocina creativa y saludable, pero también de valores ya que no sólo ha sido un curso de cocina sino que se ha trabajado la autoestima, y se ha reforzado el potencial de nuestros niños y mujeres.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios