El ejido Caso Elsur

Trabajadores acampan hasta que cobren sus tres nóminas

  • La huelga indefinida de los 87 funcionarios ha provocado una plaga de mosquitos en Almerimar

Comentarios 2

Una veintena de personas pasaba la noche en tiendas de campaña, al calor sólo de una pequeña hoguera, a las puertas del Ayuntamiento ejidense en protesta por la falta de cobro de tres mensualidades (noviembre, diciembre y enero) de 87 trabajadores en huelga indefinida legal, de las subcontratas de Elsur gestionadas por el empresario encarcelado Juan Antonio Galán, 'Jardines del Poniente', 'Jardines del Alcor' y Lobelia.

La 'acampada' cuenta con la autorización de la Subdelegación del Gobierno y tiene lugar tras el polémico Pleno en el que se aprobó el nuevo canon anual de 15 millones de euros para esta empresa y se quedaron en calzoncillos el coordinador local de Izquierda Unida, Miguel Ángel Maldonado y el responsable de Administración Local de CCOO, Juan López, quienes fueron sacados del salón de sesiones por la Policía Local, ante la perpleja mirada de personas mayores que ocupaban todos los asientos.

Al anuncio de los sindicalistas de acudir al Pleno con los trabajadores sin cobrar, el equipo de gobierno parece que respondió llenando la sala con pensionistas para evitar altercados, algo que no se pudo evitar. Según Juan López, la acampada va a continuar hasta que se solvente la situación, "en el Pleno se volvía a imponer la mayoría absoluta del PAL dejándonos en pelotas tasándose en 15 millones el canon para 2010. No entendemos para qué se han hecho los gastos que se han hecho estos años anteriores si no eran necesarios porque esto parece que puede funcionar con sólo 15 millones, cuando en 2008 eran 33 millones".

Actualmente, Comisiones Obreras, cuyo objetivo es sentar en una misma mesa de negociación a todos los interesados, está a la espera de mantener una reunión el próximo lunes con el alcalde en funciones Ignacio Berenguel intentando llegar a un acuerdo con todas las partes implicadas en una negociación común, pero el sindicato es partidario de un canon anual a Elsur de unos 23 millones para poder garantizar la estabilidad laboral de los 426 trabajadores de todas las empresas dedicadas a los servicios municipales inmersas en el conflicto al estallar la 'Operación Poniente' hace ya casi cuatro meses.

Sin embargo para Juan López el canon aprobado de 15 millones "nos complica muchísimo la negociación porque se ponen en peligro los puestos de trabajo y los salarios y la calidad de los servicios va a ser mínima, el descenso en la frecuencia del mantenimiento va a deteriorar muchísimo los servicios públicos. Por ejemplo ya hay una importante plaga de mosquitos en Almerimar. Desde que empezamos la huelga no para de llover y se ha provocado una plaga muy complicada ahora mismo que puede traer complicaciones sanitarias".

El coordinador local de Izquierda Unida, Miguel Ángel Maldonado, se ha retractado públicamente de sus manifestaciones tras el polémico pleno del que salió en calzoncillos en las que afirmó que el pueblo debería incluso levantarse en armas. "Fue un momento muy tenso y reconozco que no fueron unas palabras muy acertadas y de hecho me he retractado de ellas. Mi intención no era hacer un llamamiento a las armas físicas sino a la movilización de los ciudadanos, como llevo haciendo las últimas semanas. Ver que se movilizara a una serie de personas mayores para evitar que se sentaran los trabajadores en el Pleno y comprobar que fuera todo una farsa provocó mucha tensión. Mientras esta gente aguante Izquierda Unida va a estar con ellos apoyándoles en todo lo que pueda. El Ayuntamiento es el máximo responsable del pago de las nóminas y no está cumpliendo. Es una vergüenza, los ciudadanos deberían manifestarse y decir que no quieren este Ayuntamiento. Está claro que la Justicia está trabajando para dilucidar qué ha pasado, Elsur está bajo sospecha total. Es necesario disolver el ayuntamiento, estudiar con una buena auditoría qué ocurre y a partir de ahí actuar, pero no estamos de acuerdo en que se utilice ningún dinero más de los ciudadanos en seguir manteniendo esta farsa del equipo de gobierno y Elsur. Si 87 familias muertas de hambre no es suficientemente grave, si la pérdida de 150 millones de euros de las arcas municipales, como ha certificado la juez de la Operación Poniente, no lo es, ¿qué hace falta que pase?"

Maldonado denunció que la surrealista situación había llevado a que el propio ayuntamiento embargara a algunos trabajadores las cuentas al no pagar impuestos municipales y exigió al presidente de la Junta que interviniera en el conflicto, "porque tiene mucho que ver y está mirando para otro lado argumentando que no le compete".

Cuando el redactor que suscribe estas líneas intentó ponerse en contacto con uno de los trabajadores a los que el ayuntamiento ha embargado las cuentas por no pagar recibos, fue increpado por éste quejándose del trabajo de los periodistas y negándose a hablar. "Yo no tengo nada que deciros, ¿me vas a pagar tú los 60 euros?", respondió airado al periodista que le pedía que le contara su problema. Sus compañeros zanjaron el incidente argumentando la tensión por el retraso en el cobro. Un cámara de Ejido TV también estuvo a punto de ser agredido.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios