Treinta mujeres aprenden a tratar a víctimas de violencia de género

  • El Ayuntamiento ha organizado unas jornadas de formación para que los profesionales del ámbito social conozcan los recursos jurídicos que tienen

Alrededor de 30 personas participaron en las jornadas de formación para profesionales en el ámbito social que intervienen con mujeres que han sido víctimas de malos tratos y agresiones sexuales. Las jornadas finalizaron el viernes y consistieron en "un programa de formación continúa para trabajadores sociales y del ámbito de los servicios sociales a los que se les puede presentar violencia de género". Así lo explicó el jefe de área de la concejalía de Servicios Sociales del Ayuntamiento de El Ejido, Manuel Ariza, quien también explicó que en las jornadas se habían tratado "las novedades que hay desde el punto de vista legislativo. Lo interesante era que los profesionales conocieran tanto los recursos jurídicos, sociales e incluso los equipamientos y entidades que están prestando sus servicios para atender estas situaciones".

Ariza aseguró que habían sido unas jornadas "muy completas e intensas" pero que fueron bien recibidas por las 30 personas, todas ellas mujeres, que participaron en estas jornadas organizadas por el Instituto Andaluz de la Mujer y el Ayuntamiento de El Ejido. Ariza también destacó que en ellas habían participado trabajadoras sociales de El Ejido, del Distrito Sanitario de Poniente, Roquetas de Mar y Vícar.

El concejal aseguró que entre los contenidos que se habían tratado estaban "los perfiles tanto del maltratador como de las maltratadas, así como las consecuencias psicológicas y los nuevos estudios que se están realizando al respecto". También se abordó durante el curso la legislación vigente y "el conocimiento de las entidades que están prestando ayuda a las mujeres maltratadas como el funcionamiento de los pisos tutelados o las casas de acogida, así como los nuevos protocolos que se están aplicando desde el punto de vista jurídico, sanitario y también policial".

Ariza aseguró que lo primero que hay que hacer cuando uno se enfrenta a un caso de agresión sexual o de víctima de malos tratos es "tranquilizarla". En este sentido apuntó que "el protocolo básico y la cuestión fundamental es ir a un centro de salud para ver si hay lesiones y que allí se haga una evaluación de las mismas". El siguiente paso es realizar "una terapia breve psicológica para intentar reducir su nivel de ansiedad porque las decisiones que se tomen se harán mejor desde la tranquilidad" y posteriormente se le informará de todas las acciones que puede tomar contra su agresor. "A veces las decisiones son tan rápidas que hay que actuar con mucha celeridad", apuntó Ariza.

Por su parte el concejal de Servicios Sociales, Miguel Ángel Barrientos, ha resaltado la necesidad de formar a profesionales que día a día se enfrentan en primera instancia a casos de mujeres víctimas de agresión. Barrientos subrayó la necesidad de que los diversos sistemas de atención con los que cuenta nuestra sociedad estén coordinados y dispongan de los recursos adecuados para realizar eficazmente su trabajo.

El edil de Servicios Sociales estuvo acompañado por la concejala de Participación, Sanidad y Consumo, Aurora Valero y por la directora del Instituto Andaluz de la Mujer, Adela Segura.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios