Unanimidad para que los agricultores no asuman el bombeo de la Balsa del Sapo

  • La moción tiene como objeto prioritario evitar posibles avenidas e inundaciones en la zona

El equipo de gobierno en el Ayuntamiento llevó ayer a pleno una moción, que fue apoyada por unanimidad de todos los grupos de la oposición, para instar a la Junta de Andalucía a que asuma los costes de impulsión en la Balsa del Sapo hasta que el agua evacuada pueda ser reutilizada para regadío, evitando con ello que sea el agricultor el que tenga que hacerse cargo de este coste mientras que la evacuación siga teniendo como objetivo prioritario evitar posibles avenidas e inundaciones en la zona.

El alcalde, Francisco Góngora, señaló que "el regante no tiene por qué asumir este coste cuando aún no se está aprovechando ese agua para riego". Durante la sesión plenaria se explicó que desde que se dejara de bombear a principios de verano la recuperación del acuífero ha sido muy importante, lo que ha obligado a que se tenga que volver a poner en funcionamiento el bombeo adicional. "Desde que se cediera la gestión de este agua a la Junta Central de Usuarios son los propios regantes los que se hacen cargo de estos costes energéticos que son muy importantes, lo cual no tiene mucho sentido máxime cuando se está vertiendo al mar y no se está aprovechando para regadío".

Se insiste en que "hasta que la lámina de agua no alcance la cota de seguridad estos costes tienen que ser asumidos por la Junta puesto que se trata de una cuestión de seguridad". Se ha aclarado que "es importante que quede muy claro que nosotros queremos que el agua se aproveche y que se haga un uso eficaz de este acuífero, pero es de cajón que la Junta tenga que ser la que asuma los costes de este bombeo en tanto en cuanto este agua no se está aprovechando para regadío".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios